Hacia Donde

Ramiro Pereira-. 



El cristal está borroso 

y a mi derecha,

están torcidos los cristales 

del talismán.


Hay un vaporoso estado que se siente.

y amortigua el incesante devenir de los segundos.

Acompaña, esa mixtura deudora de los jesuitas,

que se sabe necesaria.


El punto está lejos o cerca,

o está en todas partes.

¿Dónde buscarlo?

¿Vale la búsqueda?


En ese hito recurrente hay promesas redentoras, 

y hay constataciones de ensombrecidas mellas.

Acuden en mi auxilio venturosos ecos

Y mi alma se yergue atisbando horizontes.