El Tiempo no pasa



 Pablo Vázquez-.  Cuando me preguntan por Lucas, lo primero que se me viene a la cabeza es que fue una de las personas que me ayudó a cambiar mi vida. Y  no hablo de una construcción colectiva que uno hace como parte de una sociedad y etc etc. Así fue, Lucas me abrió puertas que jamás pensé que se abrirían y eso lo tengo presente siempre.  

No es sencillo que prácticamente sin conocerte alguien comparta los espacios y contactos que  en medios de comunicación se guardan con recelo. Sin embargo, entre sus idas y vueltas, lo hizo.  

Laburamos juntos, muy poco tiempo, no mas de 10 meses.  

Con el tiempo nos distanciamos un poco , algunos enojos, desencuentros, él se fue a Paraná y la vida hizo que ya no nos veamos a diario, pasaban meses y creo que el último tiempo pasó mas de un año. 

No era un tipo fácil, no era un tipo difícil. Era muy amable y antipático. Pasabas de querer abrazarlo a esquivarlo.  

Vivió como quiso o como pudo, no lo sé con exactitud.  Creo siempre intentó  promediar una cosa con la otra.  

Si mal no recuerdo la última vez que hablamos personalmente  me dijo, “Pablo no te olvides de mi, no te olvides de mi como persona, yo estoy loco, pero no soy malo”. 

Con estos pocos renglones recuerdo a Lucas a un año de su fallecimiento. No me olvido de vos Lucas, porque me abriste puertas para emprender un camino que aún hoy tránsito.