Bordet y un decreto que frustra



Colectivo Cimarrón de Trabajadores-. Una vez más la reunión de paritaria con el gobierno llegó a un punto que genera disconformidad en las bases docentes. La propuesta que no satisface saldrá por decreto, a cobrarse en el mes de noviembre, cuando dejemos de cobrar los 1210 pesos de FONID que CTERA aceptó en la paritaria nacional y que sería a término, por el plazo de 4 meses. 

Es preocupante ya que no se atiende a la necesidad de lxs compañerxs, pero también preocupa la conducta de las dos agrupaciones mayoritarias del AGMER, que redujeron el sindicato a un Plenario de Secretarixs Generales y así tomaron decisiones sin consultar a lxs compeñerxs. La desconexión virtual, un autoparlante y las 100 horas de radio que anunciaban a Sonia Alesso, no fue presión alguna para un gobierno que ha logrado abarrotarnos de trabajo con las directivas confusas del CGE, llenarnos de descuentos injustificados, excluyendo hasta del IFE a muchxs docentes sin trabajo y que ahora nos ofrece un aumento a término, que no va al básico ni recupera lo perdido por la inflación. Y lógico, cuando no hay debate no puede haber construcción, entonces cuando la seccional Paraná convocó a presionar al gobierno en la explanada de la casa gris, no hubo respuestas de las bases. 

En otras provincias se han concretado planes de lucha con los cuidados pertinentes, asambleas interescuelas para fortalecer el debate, caravanas de autos a modo de protesta. En muchas escuelas de Paraná se realizaron Asambleas informales, se habló de Paro por tiempo indeterminado; desde las bases se motivaron intervenciones artísticas urbanas con “Docentes de cartón” que ayuden a instalar los conflictos del sector, se realizaron pegatinas en 5 esquinas, carteleadas en el CGE; sin embargo, el Plenario de Secretarios Generales en seis meses no convocó a ninguna asamblea de escuelas para escuchar a lxs compañerxs, sino hasta la reciente convocatoria a paritarias.

Desde el Colectivo Cimarrón sabemos que no hay que esperar la benevolencia de la patronal, por el contrario, insistimos en que hay que redoblar esfuerzos para organizarnos, participando de las asambleas de Escuela, y si no las hay, motivándolas; poniéndonos en contacto entre delegadxs, motivando a los más jóvenes a que se afilien y formen parte del sindicato, tejiendo redes de contención que cimenten lo que está por venir. Escucharnos entre nosotrxs es clave para construir colectivamente. Somos los compas de Escuela quienes hemos sostenido en la presencialidad y la virtualidad la Educación Pública, llenándola de estrategias innovadoras para motivar un proceso educativo que muchas veces nos tiene bajo la línea de la pobreza. Fomentemos la participación, participando. Contagiemos alegría, resistiendo. Que no nos frustren ni decepcionen las políticas de la patronal ni aquellxs sindicalistas que han decidido caminar junto a ellxs. 

Sigamos sentipensantes, siempre.