El secretario de Hacienda de Paraná, embargado por trucho



Exequiel Bauman-. Existe, es evidente, un silencio unánime en la opinión pública de Paraná, que busca proteger al intendente Bahl de futuras operaciones políticas en su contra, aunque esto implique callarse ante situaciones que implican de mínima, actos inmorales, por parte de personas que integran su gabinete.

Tal vez, sean las cuantiosas sumas de dinero que reciben por mes en concepto de pauta publicitaria, o tal vez el no querer enfrentarse a quien -ante la falta de re elección de Bordet- asoma como uno de los posibles candidatos a gobernador por el justicialismo entrerriano. Otra posibilidad, es el miedo a la ministra de gobierno, Rosario Romero  quien se dedica a  llevar adelante campañas de aprietes sobre los sectores que se le opongan a ella o a su familia. 

Una de las noticias que más llaman la atención, es que a cargo de las finanzas de la ciudad de Paraná, Bahl, como parte de su acuerdo con la ministra de gobierno, haya designado a Eduardo "Lalo" Macri, quien en su momento fue procesado por enriquecimiento ilícito durante su mandato en segundo gobierno de Jorge Busti, y quien está siendo investigado por la justicia de la provincia de Salta, por haber comprado de manera fraudulenta mas de 3 mil hectáreas en esa provincia, utilizando falsificaciones de firmas y de documentos. Esto último, es muchísimo mas grave que lo acontecido durante su mandato como ministro de hacienda provincial, ya que el proceso judicial todavía sigue su curso, y más aún, desde la justicia salteña,hace exactamente 2 meses le mandó un oficio al intendente de Paraná(ingresado por Mesa de Entradas) solicitando el embargo del sueldo como Secretario de Hacienda de Eduardo Jorge Macri, hasta cubrir la suma de 1.110.763 pesos, más los gastos que corresponden a accesorias legales que son un poco más de 200 mil pesos. 
El embargo tiene que ver con una causa tramitada en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de Octava Nominación, a cargo de Jacqueline San Miguel, quien declaró la inexistencia de dos escrituras públicas (una realizada ante la escribana Liliana Gastaldi de Córdoba y como consecuencia de ello, otra, pasada por ante la escribana Letty Elías de Bocanera); ordenó la cancelación del asiento registral correspondiente al inmueble matrícula n° 452 del Departamento San Martín en Salta; y ordenó al Secretario de Hacienda del municipio de Paraná,  la entrega de ese inmueble, adquirido a través de un apoderado falso del verdadero dueño, el ciudadano español Fernando José Diez de Pinos Rodrigo. Este fallo fue apelado, pero el recurso de apelación fue declarado desierto confirmando el fallo de primera instancia por la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta.
Lo que es llamativo, es que en plena crisis sanitaria y económica provincial, y en momentos en que Macri sale a pelearse con los trabajadores municipales diciendo que algunos de estos cobran más de 100 mil pesos, ningún periodista, ni ninguna voz de la oposición, le haya reprochado al encargado de las finanzas paranaenses, su estafa cometida en suelo salteño. 
Macri, responde políticamente al sector del ex intendente Halle y de su mujer, Rosario Romero, la ministra de gobierno de la provincia, que no sólo ubico a uno de sus hombres en un lugar clave como es manejar las finanzas del municipio, sino que también, haciendo honor a eso de poner gente sin preparación, ubico a su hijo Santiago Halle, en la Secretaría de Gobierno -una especie de jefatura de gabinete de facto. Por suerte, el intendente, en una inteligente jugada creó la Secretaría de Coordinación Estratégica poniendo a una de sus más estrechas colaboradoras como Camila Farías, evitando de esta manera, que los Halle-Romero vuelvan a manejar los hilos del poder en el municipio más grande de Entre Ríos.