Quema de islas: Bordet ataca peones para defender a terratenientes


Joakito-. Si cualquier lector avispado se toma el trabajo de googlear puede darse cuenta, de que Entre Ríos  el sector ganadero y agropecuario hace lo que se le canta, ya que desde la propia cúpula gubernamental miran para otro lado, e incluso, mienten a la ciudadanía. La quema feroz que se esta realizando en las islas (que dependen de Entre Ríos, no de la nación ni de Santa Fe) demuestra que la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos, es sólo un adorno, o peor aún, una agenda de colocaciones y de empleo política.
Lo peor del caso, en cuanto a la quema de pastizales en islas entrerrianas que afectan sobre todo a localidades rosarinas, es que nos dicen que la intención del gobierno de Entre Ríos, no es sancionar y terminar con el alquiler de tierras estatales sino que piensan según el Fiscal de Estado "concientizar a los propietarios que acá no solamente hay una cuestión de sanción penal, sino también civil, de daño ambiental que le va a terminar provocando a ellos un perjuicio”. De acuerdo al nulo trabajo llevado a cabo por el Fiscal de Estado de Entre Ríos, sólo se detuvo a peones, y pretenden cargar sobre ellos todo el peso de la culpa, haciéndose los boludos, a la hora de tocar el interés de los terratenientes que son los arrendatarios de las islas.
O ses que buscan que los responsables del ecocidio de un día para el otro sean buenos samaritanos y colaboren  con el Bordet en el control, porque dicen  "la provincia no puede poner un policía por cada hectárea, ya que el Delta tiene un millón de hectáreas" cuando, las quemas no són en todo el Delta entrerriano, sino que están reducidas a una fracción, cúal es, la de las islas ubicadas enfrente a la ciudad de Rosario. Ojala, tuvieran el ímpetu de pensar un policía por barrio en la capital provincia donde día a día crece el delito y la venta ilegal de drogas.
Basta una recorrida con los baqueanos del río para darse cuenta, que a pesar de la existencia desde el año 2008 del  PIECAS(Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná) desde que Bordet asumió la gobernación nunca lo implemento, ni mucho se puso en coordinación con el gobernador de Santa Fe de ese entonces, porque era de otro signo político.
Existe un relevamiento realizado por una ciudadana de Victoria que da cuenta  900 testimonios que tienen que ver con los problemas de salud de la gente a raíz del humo. Esa gente se ha tomado el tiempo de contar lo que está viviendo. Según contó la responsable de este trabajo el relevamiento y estudio empezó con los incendios en septiembre de 2018 y en ese momento decidió llevar su reclamo a varios estamentos estatales.
El informe en base a testimonios, denominado “Por una vida sin humo” tiene 10 puntos y comenzó a recabar información desde el 14 de junio, hasta el día 1 de julio de 2020.
En uno de los puntos del relevamiento se evidencian los impactos del humo de las quemas precisando complicaciones como irritación ocular, irritación en la garganta, como así también dolor de cabeza y falta de aire, además de otras alteraciones en la salud.
El informe también hizo consultas sobre la percepción en la calidad del aire, sobre la medidas tomadas por los poderes del estado con respecto a la problemática, y sobre la situación de los niños, niñas y adolescentes, entre otros puntos.
La Multisectorial por una Ley de Humedales viene denunciando que "a pesar de las múltiples denuncias de la ciudadanía y de las organizaciones ambientalistas, de los reclamos y las reuniones, de las prohibiciones y de la visita de los funcionarios al lugar; siguen las quemas. No sólo nos condenan a vivir una enfermedad respiratoria causada por el humo, sino que también arrasan con la infinita cantidad de flora y de fauna de uno de los ecosistemas más biodiversos del planeta”
Mientras tanto desde ese adorno llamado Secretaria de Ambiente de Entre Ríos, Martín Barbieri, que vaya uno a saber cual es su rol en defensa del medio ambiente, ya que es uno de los defensores de quienes fumigan a los pibes y las maestras en las escuelas rurales con glifosato, y es uno de los que viene reclamando las supuestas "Buenas Prácticas Agropecuarias", un combo de postulados desarrollado por compañías como Monsanto, Bayer, Dow, BASF, Syngenta y DuPont, en alianza con organizaciones del campo como AAPRESID, la asociación que nuclea a los productores que hacen siembra directa, considerando a los agrotóxicos insumos inocuos y biodegradables, avala la aplicación de prácticamente cualquier plaguicida, cuestionan criterios como la instauración de zonas libres de aplicaciones en torno a puntos habitados, y entienden a las situaciones de contaminación como "casos de mala praxis". Además entienden que los agrotóxicos no implican riesgo para la salud. O sea, si el secretario de ambiente está del lado de Monsanto, de BASF y demás, es obvio que va buscar la forma de hacerse el boludo en cuanto a la quema de los humedales entrerrianos, porque es un empleado de los terratenientes.
Vale destacar que las islas donde se llevan adelante las quemas,  es el lugar donde las vacas engordan a pasto y no a grano como en los feedlot de tierra firme y que el pasto quemado para las vacas es una especie de manjar, encareciendo el valor de su carne ya que se destina en su mayoría para la exportación.
El Secretario de Medio Ambiente de Entre Ríos, debería presentar su renuncia, así como también el fiscal de estado que sale a pedir "colaboración" a los ecocidas, en vez de avanzar en la quita de los arrendamientos a quienes vienen contaminando y enfermando a la población llevando adelante la quema y la destrucción de los humedales. El Fiscal de Estado en vez de recabar pruebas que incriminen a los autores -mayoritariamente entrerriano como por ejemplo los Baggio- se dedica a perseguir a los peones que fueron los autores materiales, de hecho hace poco un mes dijo:"los responsables no necesariamente lo son a nivel penal, salvo que coincida el hecho de ser propietarios a ser autores, sí pueden caer sobre ellos las sanciones administrativas en relación a leyes ligadas al ambiente”. O sea, que según el Fiscal de Estado quienes están llevando adelante el ecocidio son peones rurales que ocultan un plan macabro. Realmente nos están tomando el pelo.