"Usan la pandemia para construir un sistema de control y opresión"


Dario Baez-. La cuarentena ya se ve desbordada en casi todas las ciudades entrerrianas los empleados del sector privado son los mas perjudicados y no ven un fin productivo al tener el comercio cerrado si las medidas de distanciamiento social no se respetan. En algunos casos el mismo gobierno incentiva que no se respete las medidas dejando por sentado que el esfuerzo de mantenerse “cerrado al público” solo magnificara el problema económico sin un resultado en lo sanitario.
Dando cuenta que el invierno no ha llegado y los picos de frió saturaran los efectores de salud y las medidas de restricción se podrían volver en el mediano plazo imposible de levantar desde el gobierno. Mientras tanto el sector privado se ahoga en impuestos restricciones y medidas sanitarias infructuosas que producirá el cierre definitivo de infinidades de comercios Pymes e industrias de todos los rubros.
Sin embargo, la cuarentena no es solo un problema económico sino que también político y social,  entra una carga específica que actúa sobre las libertades de los individuos, quienes nos representan los funcionarios públicos; Gobernador, Jueces, Ministros, Diputados, Senadores y Concejales disfrazan su inacción detrás de la misma crisis de salud mientras se coartan  derechos de la sociedad como la “Libertad de expresión” el derecho a “Circular libremente” y de manera autoritaria inconsulta se decide que ciudadano tiene “Derecho a trabajar” y cual no entre otros.
Vuelven al  estado el único con posibilidad de sostenerse a través de  “un sistema paga sueldos” a individuos improductivos, en una mayoría más que preocupante, que es en lo que se a convertido el estado hoy.   A primera vista, puede parecer que “la cuarentena” es una estrategia útil para prevenir la propagación de enfermedades como el Coronavirus, pero sin métodos de testeo que identifiquen a los portadores la salida de la misma no es viable y es en este tema que el gobierno no es claro, cuando y como se retomara el ritmo normal de las Instituciones el Comercio y la Actividad Industrial, el derecho al trabajo es la base para la realización de otros derechos humanos y para una vida en dignidad.
Estamos preocupados de que estas medidas restrictivas puedan ser mal utilizadas y que las capacidades de vigilancia, sin precedentes, puedan ser mantenidas por el gobierno durante mucho tiempo después de que termine la pandemia. A medida que se expande el autoritarismo, a medida que proliferan las leyes de emergencia, a medida que sacrificamos nuestros derechos, también sacrificamos nuestra capacidad para tener el deslizamiento hacia una sociedad mas justa y equitativa