Idus


Ramiro Pereira-.



Tumulto de fraguas

arena eclipsada por clepsidras omnívoras

parloteo incesante y silencio,

ausencia.



Apenas se despierta el vendaval,

 y trémulo el individuo asiste,

al enjambre de multiplicadas haches

mientras aturden los idus acatados.



La prisa vuela, detenida,

en azarosos mares de fusas,

y el capuchón de las auroras acarrea

vastos insomnios.



(pero el universo sigue,

 en su expansión indiferente;

y el este amontona luces al alba,

y el grillo canta, quiero creer, a la luna)

Y auguro (mientras tejo estas letras presuntuosas)

que la tierra gris de la caja, será cerrada

por el canto amable, pulido, antes que basto,

del trueno voluntarioso, que se impone.