Estática la noche


Ramiro Pereira-.

Estática la noche,       
arquetipo de las cosas que se duelen,         
no ha de haber oscuridad,                         
si estoy aquí, bien metido en la vida.

Erguida sobre ilusiones de Parménides, 
apuramos las capas de dulce del postre.                         
Será el postrer recuerdo del sabor aquel,   
prosaico recordatorio del oscuro signo del péndulo
y de la sinrazón.                                                       

Recordé que antes de ayer se apagó una fiesta  (y ayer otra)             
indago  pues sobre el ocaso,                               
y sobre el luminoso viaje,
que busco, en estos mares .         

El tejedor y el chico,  y todos los santos,       
aún no alcanzan a señalar la belleza,
de la humanidad sentida,
presagio de fugacidades y de intensidades regadas.

Promoveré el riego afortunado,   
debajo, de la bóveda y la aurora andariega             
mientras el limbo juega su punto,         
en esta noche estática en que escribo.