¿Vuelve Cavallo?


Gerardo Pressman-. Ni siquiera los más acérrimos defensores del progresismo del Tio Alberto, pueden explicar que significa realmente la "sostenibilidad financiera", aprobada por la Cámara de Diputados de la Nación.
Todos los diputados y diputadas de la nación, a diferencia de un grupo minoritario, votaron eliminar las facultades constitucionales que tienen ellos mismos para avalar o rechazar los acuerdos a los que lleguen los negociadores del Poder Ejecutivo con los acreedores internacionales acerca de la deuda externa. Es decir, le otorgaron Superpoderes a Alberto.
Digan lo que digan han votado a libro cerrado, sin tener en cuenta nunca, las  proyecciones de ingresos de capitales financieros que pueda llegar a tener, o no, Argentina.  La deuda no se pagará con el remanido ‘superávit fiscal’ - que podría hacer frente una parte de los intereses anuales. Cualquier renegociación, se propone  es reanudar el financiamiento internacional, o sea contraer una nueva deuda. Sin obra pública ni inversión privada, con una infraestructura social obsoleta y salarios de Africa, prever que va a existir un superávit fiscal para pagar deuda es aceptar que se va a armar quilombo. Tal vez por eso, la designación al frente de las fuerzas de seguridad, pusieron una antropóloga. Para prevenir los muertos de probables represiones.
Por otra parte, es mentira los argumentos de que no se puede pagar la deuda a costa de la pobreza de los argentinos, ya que desde el default del 2001, cada vez que anunciaban el no pago de la deuda externa. Lo volvieron con Nestor Kirchner.  El no pago de esa deuda parasitaria no significa que se libera un dinero o un capital para un uso mejor para los intereses populares, porque ese plata no está, fue devorada por la crisis, y eso llevó a la cesación de pagos.
La deuda externa -la misma que se acaba de legitimar íntegramente por los diputados y diputadas-  ha financiado la salida de capitales, o sea que se traga el capital que ella aporta, antes de su vencimiento, con el agregado de los intereses y beneficios de su uso. Y lo volverá a hacer.
Para hacer frente a la nueva deuda que se renegocie, habrá que crear un valor agregado nuevo. El default es la expresión de la confiscación del dinero que ingresó como deuda externa del estado nacional, esto por parte del capital interno y externo.
Queda por resolver, el papel que jugaran los gobernadores. Kicillof ya se adelantó y sostuvo públicamente que la Provincia de Buenos Aires, no puede pagar su deuda sin ayuda financiera de la nación. Y estamos hablando del distrito más beneficiado por la nación y que a diferencia nuestra cuenta con un sistema de crédito propio como el Banco Provincia ¿Que le queda a Entre Ríos entonces? Adelantándose a lo que viene, como Bahl no contiene a los sectores más pobres de Paraná, y Concordia, sin conducción política desde la partida de Cresto al gobierno nacional, rápidamente se la hizo partícipe del Plan de Argentina contra el hambre. Eso explica por qué en Paraná se repartirán mas tarjetas alimentarias que en Concordia que es la ciudad más pobre del país.