Urribarri se va con todos los laureles



Joakito y Gerardo Pressman-. En lo que fue la última sesión de Urribarri como diputado, y al frente de un cargo electivo, la Cámara de Diputados de Entre Ríos, cerró el año, despidiendo no solo a Urribarri sino también a varios diputados históricos, tales como José Allende y Emilce Pross.
 En la última sesión ordinaria del 140 período legislativo, se hizo un reconocimiento a empleados legislativos por su labor y desempeño en ésta Cámara,a trabajadores legislativos con más 30 años en la Cámara y a los diputados que acceden la jubilación ordinaria.
Cómo si se tratara de una kermese estudiantil, casi la totalidad de los diputados y diputadas presentes, tomaron la palabra -aunque sea una vez a mas de uno por lo menos le pudimos conocer el timbre de su vos- para deshacerse en elogios hacia la gestión de Sergio Urribarri como presidente de la Cámara, sobre todo teniendo en cuenta, que estos dos últimos años no fueron de los mejores, desde un punto de vista personal para el ex gobernador de Entre Ríos.
En su alocución Urribarri destacó que la producción legislativa "seguramente debe hacernos sentir orgullosos" e invitó a coincidir en que, a pesar de la complejidad del momento histórico y gracias al respeto se ha podido lograr la aprobación de las iniciativas de ley. Recordó entonces, la intensidad de los debates y discusiones acaloradas, y enumeró una serie de iniciativas tratadas y sancionadas como la de iniciativa popular, regulación y ordenamiento de patronato de liberados, la ley de comunas proyecto de ley del Ejecutivo, la ley procesal de familia, la de procedimientos constitucionales, el juicio por jurados resultado de un altísimo debate en la sociedad. "Se puede demostrar -concluyó Urribarri- que en materia de legislación judicial disponemos de un instrumento de altísima calidad. En lo personal, destaco que en los cuatro años pude consolidar vínculos que se profundizarán en esta profesión y que sirva para la construcción social"
Llamó poderosamente la atención que los diputados -sobre todo los de la oposición- destacaran la conducción de la Cámara por parte de Urribarri sobre todo teniendo en cuenta que durante todo este año electoral, se dedicaron a querer asociar al ex gobernador con la corrupción e intentar vincularlo a toda costa con la Cristina Kirchner, en un intento de obligar a Bordet a diferenciarse de su predecesor.
Respecto a estos cuatro años de gestión legislativa llevada adelante por Urribarri, hay que destacar, que a pesar de tener varias causas judiciales en contra, muchas de las cuales son y fueron fogoneadas por buena parte del bordetismo, Urribarri, no hizo la gran Busti, y mantuvo los pies en el plato conservando la unidad del peronismo entrerriano. A diferencia de lo que pasó en el año 2008 cuando Urribarri gobernaba la provincia y estando Busti al frente de la Cámara de Diputados, encontró muchos obstáculos para aprobar las leyes que se necesitan para gobernar.
Párrafo aparte merece la despedida -era hora- después de 20 años de José Allende, que dejara su banca. El ahora ex diputado llegó acompañado no sólo de su familia sino también de un centenar de militantes de UPCN -gremio que conduce desde hace 25 años- que coparon las gradas del recinto.
En cuanto a lo  tratado sobre tablas. mucho no se puede decir, ya que todos los diputados levantaban la mano a mansalva, ya que ya habían realizado el brindis respectivo. Entre otros temas trataron una donación a Concordia, la coparticipacion de impuestos a los municipios y la adhesión a la Ley Micaela.