La liga de las pelirrojas


Lucas Carrasco-. En el aburrido y conservador paisaje paranaense, Canal 11 sobresale porque es quien tiene la mirada más plural en las noticias policiales, de lejos, las más entretenidas entre tantos anuncios irrelevantes de funcionarios gubernamentales y boletines deportivos, incomprensibles para tipos como yo, peleados con el esfuerzo. Además, la página del 11 está bien escrita. Desde ahí sigo la saga de las señoras maltratadas por la peluquería. (#)
Estos simpáticos personajes del hampa local dan la talla literaria para adosarles virtudes que seguramente no tienen pero les darían mayor espesor narrativo. Es una pena que la verdad tenga que ser siempre un imperativo del periodismo.
Son dos señoras, madre e hija, cuyos nombres no vienen al caso, que están detenidas por estafas. La madre es reincidente.
La justicia fue a allanar la casa.
"Se secuestraron una cocina y un teléfono celular que habían sido adquiridos por medios fraudulentos en un local comercial, de la misma manera que habían operado en ocasiones anteriores", confirmó a El Despertador el programa que se emite por Elonce TV, Diego Jazmín (apellido poco policial, por cierto), responsable de la Dirección Delitos Económicos dependiente de la División Investigaciones.
¡Una cocina y un celular!
Mierda. Avanza la lucha contra el crimen organizado.

La modalidad:
"Bajo una falsificación de DNI y la toma de recibos de sueldos y facturas de servicios, adquirían tarjetas de créditos de diferentes entidades bancarias. Después recorrían los buzones de sus propios vecinos, retiraban los sobres y se encontraban con tarjetas de créditos que ellas mismas habilitaban".
"Luego, con un DNI falsificado se presentaban en la entidad para reclamar una extensión de esa tarjeta o una bonificación". No parece muy complejo el asunto: lo que sí, es una operatoria quizás demasiado arriesgada para luego robarse...¡una cocina y un celular! El asunto es que cayeron en cana. Luego de falsificar DNI, firmas, direcciones, tarjetas, formularios, etc.
Es curioso cómo los partícipes necesarios en este tipo de estafas, los bancos, nunca son siquiera rozados en lo más mínimo de su decoro por los sagaces investigadores judiciales.
¿Es posible que un banco acepte DNI falsificados? Sí, está probado, se supone.
Estas dos señoras, al parecer, pueden conseguir DNI falsos capaces de superar los máximos controles. Ponele. Les debe ayudar mucho ese pelo rojo furioso, tan común entre la gente, eh.
¿No hay algo raro en el medio? ¿Ni una sugerencia, así sea mínima, de control a los bancos?
Nada.
Más todavía: les daban todos los servicios propios de la entidad bancaria, los facturaban con sus habituales demasías y así colaboraban en la consumación de la estafa.
Un asunto menor, desde ya. Para el volumen financiero real de los bancos. Solo llama la atención. Eso nomás.
La que está al lado de la hija, en esta foto de canal 11, debe ser la abogada. Un poco aburrida, al parecer.
Arthur Conan Doyle escribió La Liga de los Pelirrojos. También se trataba de una estafa. El caso, para Sherlock Holmes, de entrada, le parece una boludez, que va a resolver -promete y cumple- en un par de días, aún cuando se trate de descubrir a un pelirrojo entre una multitud de pelirrojos. También involucra a un prestamista.
El verdadero móvil de esa estafa menor era robar un banco.
No que el banco le robe a los clientes. Eso no se le ocurrió a Conan Doyle. Era 1890, recién.

(#)Este post fue escrito en mayo del 2016 para el viejo Noticias Entre Ríos, cuyo dominio fue disputado por orden del gobierno pero, sin embargo, nunca fue utilizado.