¿Por qué se celebra el día del Canillita?


Santiago Zorrilla-. El 7 de noviembre se celebra el día del canillita porque se conmemora el fallecimiento de Sánchez, que murió en esa fecha en el año 1910. Recién en 1947, 37 años después, se instauró esta fecha en conmemoración.

Florencio Sánchez nacido en Montevideo, vivió un tiempo en Buenos Aires y en 1894, comenzó a trabajar como periodista en los diarios "El Nacional", "La Razón" y "El Siglo", de vuelta en su Montevideo natal.
Tomó parte en las guerras civiles de su país y trabajó como periodista en Buenos Aires.
De formación autodidacta, se aprecian sus ideas anarquistas y socialistas en sus sainetes costumbristas como  Moneda falsa, dramas acerca del conflicto entre la vida rural tradicional y el impacto de la inmigración europea M'hijo el dotor (1903), La gringa (1904), Barranca abajo (1905), su título más popular y que se estrenó ese mismo año.
También escribió comedias dramáticas como Los muertos, Los derechos de la salud, y estudios como: El pasado, Nuestros hijos, En familia. Fue autor también de una serie de artículos: Cartas de un flojo (1900) y del ensayo El caudillaje criminal en Sudamérica (1903).
En 1903, la compañía de Jeronimo Podestá, estrenaba la primer obra de Sánchez. La obra se llamaba "Mi hijo el Dotor". Sánchez, presenció el estreno desde la  última fila del teatro. 
Cuando bajó el telón del último acto, una interminable ovación indicó la opinión favorable del público. Florencio Sánchez cerró sus ojos agradecido y emocionado simultáneamente. Ese resplandor, iluminó para siempre su existencia. Al día siguiente los diarios porteños saludaban el nacimiento de un gran dramaturgo. Dos años despúes, se estrenaría la obra que haría célebre al oficio de vendedor de diarios. Aunque la obra es conocida popularmente como "Canillita" la obra se titulaba "Sainete en un acto." El protagonista  es un joven de 15 años vendedor de diarios, de orígenes humildes, el cual tiene un pantalón que le fue quedando más bien corto con el correr de los años, y es así que se le pueden ver perfectamente las pantorrillas y por ende las "canillas", por lo cual apodan a este niño "canillita". 
Hay dos pequeñas anécdotas acerca de la obra. La primera, es que en su primer estreno, el canillita no era el personaje principal y la segunda es que el papel fue representado por una mujer.  Recién cuando la obra se estrena en Rosario, en octubre de 1902, interpretada por la compañía de zarzuelas de Llobet, es donde el canillita aparece como el protagonista. Es ahí donde una mujer -la tiple Iñíguez- tuvo a su cargo la interpretación del «Canillita», y por doce días consecutivos fue representada. Fue en Rosario, donde Florencio Sánchez, periodista pobre, frecuentador del café de los vendedores de diarios, asocia a su pieza la dolorida presencia del muchacho Canillita.
El 4 de enero de 1904, aparece «Canillita» en Buenos Aires. Anunciada como «sainete en un acto», la interpreta en el Comedia la compañía de Gerónimo Podestá. 
La palabra "canillita" es un lunfardismo que ha pasado a ser parte del idioma habitual de Argentina, Uruguay y Chile, durante muchísimos años, aunque hoy, con el avance de la tecnología y la reconversión de los diarios de papel a plataformas virtuales, esté en decadencia. Inicialmente con esta palabra se denominaba a los menores que vendían periódicos callejeramente, luego a cualquier vendedor callejero de periódicos cualquiera fuera su edad y se ha trasladado el término "canillita" a los vendedores de periódicos y revistas etc, fijos en puestos o "quioscos" de ventas de diarios y revistas.
Si bien, Florencio Sánchez muere en 1910, recién en 1947, con el reconocimiento de todos los sindicatos por parte del peronismo, se instala definitivamente el 7 de noviembre como el "Dia del Canillita"