La cultura en Paraná: entre lo público y lo privado


Joakito-. Es muy cuesta arriba escribir sobre cualquier cosa, pero más sobre "la movida cultural" en Paraná, sobre todo si uno atraviesa un duelo y cada mail cada tuiter, cada página digital, renueva ese duelo. Luego de un mes, retomo la escritura porque "no solo de pan vive el hombre"
Hace unas semanas, entre todo el olor a basura que invadió la ciudad , en la Casa de Gobierno, en la galería de la Vice Gobernación -lugar otrora oscuro y gris- se realizó la última exposición del año con quienes - es bueno reconocerlo- eran colegas, amigos y alumnos, de Carlos Asiaín (que le da nombre a la galería). Desde ya, -y esto hay que decirlo- fue excelente el servicio de catering, y Adan Bahl -el vice gobernador- ni apareció bajo el argumento de que estaba resolviendo el conflicto municipal, pero lo cierto es que tenía miedo de reconocer que su jefe, el gobernador Bordet, es co responsable de la crisis fiananciera por la que están pasando varios municipios, pero eso es tema de otra nota. Bahl, si apareció 15 días después para escuchar al reconocido músico Eduardo Isaac -la foto demuestra lo entretenido que estaba Bahl.
La que sí se hizo presente y habló en nombre del Vice Gobernador, fue Camila "GROSA" Farías. Se pueden tener -de hecho las tenemos- miles de diferencias con el vicegobernador e intendente electo, pero hay algo que, tanto él como su equipo entendieron -esperemos que Laura Stratta también- es la falta de opciones artísticas y culturales que posee la capital de Entre Ríos, y, también, que no hay que convocar solamente a quienes son amigos o están de acuerdo con determinado proyecto político. En este sentido, el equipo comunicacional y cultural encabezado por Camila Farías se caracterizó en estos cuatro años, por ser amplios y respetuosos de las disidencias.
Fragmento de la obra de Sergio Damonte, expuesta en la Galería de la Vicegobernación


Esa misma noche, un multimedios nacional con presencia en Entre Ríos,  organizó gratuitamente una velada cultural. Es bueno reconocer ciertas cosas, y sostengo, por más que sean nuestra competencia, que son pocos los empresarios que apuestan al quehacer cultural local y que a su vez lo hagan -en la misma sintonía que lo hecho en la Galería de Vicegobernación- con amplitud y diversidad de propuestas. Por suerte, desde el multimedios en cuestión eligieron para conducir el evento a dos buenos periodistas y estuvo  a su vez, entre  otros, el embolante pero lúcido, crítico e inteligente Tirso Fioroto y no aparecieron los yutas esos que están peleados con la lecto escritura como Jose Amado. Porque aunque no lo crean el ser un multimedios te permite contratar gente bruta como el citado más arriba para que reproduzca los partes policiales en su diario.
Andres Marino y Vanesa Erbes 

Las veladas sucesivas -aunque con poco público- tuvieron excelentes grillas, y es algo que hay que rescatar, ya que quienes pueden financiar el arte, sigan haciéndolo para incentivar a nuevas generaciones a que se incorporen a la vida artística de Paraná.