El gabinete macrista de Bordet


Gerardo Pressman-. Eludiendo hablar con la prensa, al menos que sea oficialista, Gustavo Bordet anunció por las redes sociales quienes serán los principales funcionarios. Como se ve, todo sigue igual y los cambios son "mas de lo mismo"
Quísas la novedad sea que, cuatro años después de su gobierno, Bordet se dió cuenta la importancia de que  exista un ministerio de Producción, en una provincia cuya segunda ciudad principal, tiene a la mitad de sus habitantes bajo la linea de la pobreza. Por eso sorprende la designación de Bahillo, en ese lugar, no solo por su desconocimiento en la materia, sino, que al elevarlo nuevamente al rango de ministerio, agregando turismo y Desarrollo Económico, que muy bien no se sabe que función cumpliría, pero tomando la casi inexistencia que en estos 4 de años tuvo la secretaría, no sorprendería que lo de "producción" y "desarrollo económico" no es más que una entelequia para justificar los millones que anualmente se le otorga a quienes explotan el rubro turístico.
Parrafo aparte, merece el ascenso de Marisa Paira, quien con una pésima gestión al frente del Consejo Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia(COPNAF)le otorgaron el nada despreciable, Ministerio de Desarrollo Social. Ahora bien, la designación de Paira, resulta llamativa teniendo en cuenta que los trabajadores del COPNAF están de continuas asambleas y de movilizaciones debido a  la incapacidad de Paira de conducir el consejo. Vale aclarar que Paira además de ser trabajadora social -al igual que la ministra de salud- trabajo en el poder judicial vinculada a temas de niñez, sin embargo, desde que asumió, acompaño el desfinanciamiento de la niñez cuando Bordet redujo el presupuesto del organismo, sacando varios  programas de niñez. Su gestión han sido solo fotos y choluleadas con UNICEF. De hecho, el único avance que produjo en el COPNAF al sistema de tutelaje, retrocendiendo 10 años al menos en políticas de promoción de la autonomía y derechos de los niños.
Al parecer, Carolina Gaillar, una de las pocas funcionarias que supo demostrar gestión y desarrollo de políticas públicas en su área, dejaría la secretaria de Turismo y Cultura para asumir como Diputada Nacional, y como Turismo lo va a manejar Bahillo, se desconoce quien asumirá en Cultura y se seguira siendo una secretaría o -como nos tiene acostumbrado Bordet- rebaja más la categoría a un área de suma importancia para el desarrollo provincial.
La doctrina chocobar, no sólo continúa, al ser reafirmada en su cargo la multipartidaria Patricia Bulrich entrerriana Rosario Romero, total, con el chamuyo de los juicios por jurados, se garantiza la "reforma judicial", sin cambiar absolutamente nada, por el contrario, haciendo la vista gorda o premiando a los agentes policiales cada vez que maten por la espalda o dejen encerrados a los presos para que se maten entre ellos.
Resta saber, quiénes estarán al frente del Consejo General de Educación, o de Vialidad Provincial, por citar algunos ejemplos para graficar la poca importancia que Bordet -al igual que Mauricio Macri- les da en su gestión a la construcción de escuelas o al arreglo de la trama vial entrerriana que empeora día a día, haciendo crecer el número de víctimas fatales en accidentes en las rutas provinciales.
Tampoco se sabe, quienes serán los responsables de conducir políticamente las Cámaras Legislativas, aunque es sabido que Bordet prefiere tener al frente a quienes le reporten solamente a él, y no repetir la experiencia de contar con un presidente de Diputados que le juega en contra, tal como le pasó a Urribarri con Busti, y a él mismo, con el kirchnerismo.