Breve historia sobre los orígenes de Rosario del Tala



Santiago Zorrilla-. La ciudad en la que se ocultó Atahualpa Yupanqui

Cuando Tomás de Rocamora fundó la villa de Gualeguay, la jurisdicción quedó dividida en seis "pagos", entre los cuales se encontraba el "Pozo de la Banda de Tala".
En 1799, un grupo de vecinos solicitan la creación de una vice parroquia, que llevaría el nombre de Nuestra Señora del Rosario y el 7 de noviembre de ese consiguen año la autorización para su creación firmada por el virrey Gabriel de Avilés y del Fierro, fecha que se toma como fundación de Rosario del Tala. Los terrenos lindantes sirvieron como “Campo Santo” (Cementerio). En el archivo Parroquial se encuentran nombres y apellidos de estos Pobladores en su mayoría españoles, algunos indios y esclavos que fueron los primeros habitantes antes de la masiva llegada de los inmigrantes europeos. Aunque la fundación como tal, se debe al General Urquiza quien firma el decreto fundacional en julio de 1873.
Sus primeros pobladores ocuparon  los campos situados sobre la margen derecha del Arroyo Tala, la elección de este paraje se debía a la existencia de un paso que servía para el tránsito entre Nogoyá y de Concepción del Uruguay. Estos primeros pobladores del Tala, que apenas sumaron medio centenar hacia 1799, fueron el núcleo originario de Rosario del Tala, que se congregarían en torno de la capilla erigida poco tiempo después.
Uno de los hechos históricos que no muchos conocen, es que en la capilla "Nuestra Señora del Rosario" de esta ciudad, el Supremo Entrerriano, Francisco Ramírez declaró la creación de "República Entrerriana"
Rosario del Tala, tiene una particularidad en cuanto al origen de su nombre, ya que existen diversas versiones de porque la ciudad se llama de esa manera. Algunos sostienen que se rezó por primera vez un rosario bajo la sombra del tala, que en un ejemplar de este abundante árbol se hubiera hallado un rosario, de una u otra manera el topónimo a “Tala” aparece desde muy antiguo en la primigenia cartografía, así mismo estos lugares también se conocieron como “EL Paso del Tala” a “La Posta del Tala”, en directa alusión al riesgoso paso del río Gualeguay. En cuanto a la argumentación religiosa, de que su nombre es debido a la Virgen del Rosario, pero inicialmente la primera capilla estuvo bajo la advocación de “San Bernardo Abad”.
La ciudad de Rosario del Tala también cuenta con personas que han marcado la historia de la cultura entrerriana como por ejemplo el  periodista e historiador Martiniano Leguizamón, que nació en esta ciudad el 28 de abril de 1858.
Pero el hecho que le da un lugar importante en la historia de la Argentina a la ciudad de Rosario del Tala, es que en sus calles se ocultó en la década del 30 Atahualpa Yupanki que era perseguido por las autoridades nacionales debido a su condición de comunista. En un relato, poco conocido, dice Atahualpa Yupanqui "...Me adentré en ese continente de gauchos, y llegué a Cuchilla Redonda, desde Concepción del Uruguay. Lle­vaba un papel para Aniceto Almada. Y días después -hace ya treintaitantos años-, crucé por Escriña, Urdinarrain, y fui a parar a Rosario Tala."