Entre Ríos y la construcción de ámbitos escolares saludables



Irene Ríos-. En un trabajo interministerial, entre Salud y Educación, Entre Ríos lleva adelante políticas para promover hábitos saludables en entornos escolares. Además, se conformará la Primera Mesa Intersectorial de Reducción de Obesidad Infantil.

 Hay que tener en cuenta, que en la infancia, se aprende con mayor facilidad conceptos que van a resultar claves para el resto de la vida. Por eso, siempre  es importante reforzar las buenas pautas de comportamiento a lo largo de la infancia, y sin duda, la alimentación es uno de los factores más relevantes de la vida de los niños. Estos, por su parte, aún no tienen un uso de razón suficiente para entender lo que es bueno para ellos. Por consiguiente, el control de los padres durante esta etapa resulta indispensable. Un control que debe traducirse en orientación y aprendizaje. Y en donde las escuelas, donde los niños pasan gran parte de su tiempo, también son clave para el aprendizaje de hábitos saludables en términos alimenticios.
Desde la Coordinación de Prevención de Enfermedades Crónicas No Transmisibles del Ministerio de Salud, se indicó que cuando se interviene en la niñez brindando conocimientos y destrezas que les permitan cuidar y mejorar su salud, se pueden reducir los factores de riesgo modificables que causan la obesidad.
Hay que tener en cuenta, que la obesidad y el sobrepeso infantil se han convertido en un grave problema que, en todo el mundo, afecta  a más de 32 millones de lactantes y niños pequeños (0-5 años) y, según la Organización Mundial de la Salud y su Comisión para acabar con la obesidad infantil, esta cifra podría aumentar a 70 millones para 2025.
Es por eso, que desde el gobierno provincial, se viene trabajando en la construcción  de Entornos Escolares Saludables. Los Entornos Escolares Saludables forman parte del Plan ASI lanzado en 2019 por la Secretaría de Salud de la Nación que presenta diversos ejes estratégicos, entre los que se destacan: educación alimentaria, nutricional y actividad física; comunicación y participación social; y calidad en políticas y sistemas alimentarios sostenibles. Este plan apunta a disminuir las altas tasas de malnutrición que se registran en Argentina, país que presenta el mayor porcentaje de niños y niñas menores de 5 años con obesidad en América Latina y el Caribe (9,9 por ciento).
Por lo tanto, se apunta a que la instancia ayude a difundir y poner en agenda la importancia de promover desde edades tempranas el consumo de agua como principal fuente de hidratación, la práctica regular de actividad física, el consumo de meriendas saludables y la implementación de recreos activos. Además, se busca capacitar a los docentes a fin de integrar la educación en nutrición en los contenidos curriculares.
Por otro lado, esta acciones también se refuerzan a través de diferentes líneas, tales como: adhesión provincial al Plan de Alimentación Saludable en la infancia (Plan ASI); elaboración del Plan de Acción Contra la Obesidad Infantil; y conformación de la Mesa Intersectorial de Obesidad Infantil en el Entorno Escolar Saludable.
También, desde el gobierno provincial, se está trabajando en la reglamentación de la ley N° 10.594, la cual tiene por objeto incorporar y promover conductas nutricionales en todos los niveles de enseñanza. También, continúa la implementación de proyectos en articulación entre comedores escolares y agricultura familiar; como así también el fortalecimiento en el diagnóstico oportuno del sobrepeso a partir de la articulación entre el Programa Nacional de Ampliación de la Cobertura Efectiva en Salud (Paces), la dirección de Salud Materno Infanto Juvenil y la Sociedad Argentina de Pediatría.