El espía ruso que sacaba muelas en San Benito


Santiago Zorrilla-. Una historia poco conocida, de quien fue el primer dentista de la ciudad de San Benito.

Miguel MauricioTomarinson fue un dentista de origen ruso que supo trabajar en San Benito – Departamento Paraná- por el año 1895. En San Benito, en la farmacia de un italiano Stelio Vatta, que estaba radicado en Paraná, y que fue el primer farmacéutico -ilegal, por cierto- de la ciudad de San Benito, cuya historia pueden leer acá. Fue en la “Botica Friulana”  de Vatta, en donde ejerció la odontología Miguel Tomarinson.
Tomarinson nació en 1864, era ruso y aunque estaba anotado como judío, pero se supone era ateo. Tomarinso se caso en Buenos Aires por 1891/92 con Teresa Heaven, inglesa, protestante de religión, con quién tuvo a Enrique Tomarinson en 1893. De acuerdo al Censo Nacional realizado el 10 de mayo de 1895, era cirujano (dentista) y radicaba en Distrito Sauce, Colonia 3 de Febrero, con su familia en la casa de Vatta. En 1895 su esposa viajó con su hijo Enrique a Southampton Inglaterra, y Tomarinson se quedó en por estos pagos.
Si bien su estancia en San Benito fue muy corta, entra en los anaqueles de la historia de San Benito por ser el dentista que ejerció por primera vez en esta zona, pero también por tratarse de un
personaje singular, con una posterior relevancia al transformarse en un luchador por sus ideales. En 1900, Tomarinson ya no residía en San Benito y anduvo por distintos países como Inglaterra, Estados Unidos, Bélgica, Suiza, Austria, Francia y de vuelta Argentina. En mayo de ese año 1900 ya
radicaba en Bélgica.
En Francia, algunos investigadores se dedicaron a indagar sobre su historía, y a pesar de que en nuestro país se lo vinculaba con los judías y que fue secretario de la Federación Anarquista Judía en París entre 1909 y 1910, estos investigadores sostienen que era un doble agente, y que actuaba como espía al servicio de los zares rusos.
Los investigadores creen que llegó a la Argentina porque la familia Heaven, que era cristiana, no quería que su hija se casara con un judío. En los archivos de la policía rusa no surge que
Tomarinson haya sido también espía en Argentina. Lo que sí está comprobado es que en su estadía en Francia fue acusado de ser un agente de la Okhrana, la policia secreta de los zares.
La Okhrana estaba bajo el control del Ministro del Interior. Los agentes de Okhrana trabajaban encubiertos y su tarea principal era exponer los crímenes políticos antes de que se cometieran.
Para hacer esto, los agentes se unieron a organizaciones políticas que estaban haciendo campaña por la reforma social. Algunos de estos agentes secretos llegaron a posiciones de liderazgo en estas organizaciones. Algunas veces los agentes de Okhrana se unieron a grupos revolucionarios para espiar a sus miembros y finalmente se convirtieron a la causa. Luego se convirtieron en agentes dobles que proporcionaron información tanto a Okhrana como a los revolucionarios.
También usó a agentes para establecer la Liga de Asistencia Mutua de Trabajadores en la Industria Mecánica. Sus agentes se convirtieron en los líderes de este sindicato e intentaron persuadir a los trabajadores para que no exigieran salarios más altos y mejores condiciones de trabajo. Esto resultó infructuoso y en 1903 el sindicato tuvo que ser disuelto porque sus miembros habían comenzado a tomar parte en las huelgas.
En algunos casos, los revolucionarios fueron arrestados y luego se les ofreció la oportunidad de convertirse en agentes dobles. Primero tuvieron que firmar una confesión detallada de sus actividades y una declaración de arrepentimiento. El prisionero fue luego indultado y liberado para espiar a sus camaradas. La confesión se usaría contra el agente si alguna vez intentara cambiar de opinión sobre trabajar para la Okhrana