Cuando el dolor se transforma en solidaridad



Joakito-. La Fundación de oncología y cuidados paliativos para niños y adolescentes Crisálida trabaja desde el año 2008 ayudando a niños que tienen cáncer y a sus familias y amigos, en la ciudad de Paraná. En su sede de calle San Luis 435, dialogamos con una de las fundadoras y ex presidenta de la Fundación Laura Petrucci y con Luz Buscema, voluntaria y ardua colaboradora.
¿Que hace y como trabaja la Fundación Crisálida?
Luz Buscema:La Fundación Crisálida se inició con las fundadoras que han sido la presidenta y la vice presidenta y que se le murieron sendos hijos de cáncer, Entonces ellas hicieron un lema, para esta fundación que es "Transformar el dolor en solidaridad". Muchas de las que colaboramos hemos tenido alguna relación con el cáncer y otras no. Es muy valioso que quien no ha tenido relación con el cáncer que colabore, porque la misión, el objetivo fundamental de la Fundación es ayudar a las familias que tienen un niño con cáncer. Luego tuvimos cambio de autoridades en la Fundación y se cambio la presidencia y ahora esta presidiendo Gabriela Mendez.
Laura Petrucci: Nuestra Fundación ayuda a niños con tumores sólidos que se tienen que hacer el tratamiento en la ciudad de Buenos Aires, porque acá en Entre Ríos no se hace. Generalmente van al Hospital Gutierrez o al Garrahan. Nosotros colaboramos con las familias dándoles un subsidio cada vez que viajan para que tengan dinero para moverse allá, además de conseguirles los pasajes. Muchas veces hemos tenido que arreglar sus viviendas, porque no tienen  las condiciones básicas, para una vez terminado el tratamiento volver a su hogar hasta que vuelva a comenzar un nuevo ciclo de quimioterapia. Así que nos hemos ocupado de arreglar los techos, revocar, hacerles un baño; colaboramos en todo lo necesario, para mejorarle la calidad de vida a los chicos enfermos y su familia.

¿Cómo se sostiene la Fundación?

Luz Buscema: Somos una Fundación sin fines de lucro. No tenemos ningún dinero, ni nos mantiene nadie de la provincia. Si nos ha ayudado la Municipalidad en imprimirnos entradas, carteles. En general, nos mantenemos juntando dinero con la feria americana, donde la gente nos dona ropa, calzado y juguetes, como hemos podido terminar acá en la sede el Salón de Usos Múltiples, hacemos la feria donde se recauda para lo cuál trabajamos las voluntarias y la Comisión Directiva permanentemente.

¿Cómo se puede colaborar y acercarse a la Fundación?
Tenemos una página web, donde pueden inclusive colaborar con dinero, depositando mediante transferencia. La página es www.fundacióncrisalida.org pueden hacer aportes por única vez, o mensualmente con tarjetas de crédito. Y además los empleados municipales que quieran pueden descargar un formulario, cuando reciben su recibo de sueldo y ese formulario llevarlo a recursos humanos poniendo el saldo que quieren que se les descuente, por única vez o mensual. Son varios municipales que nos apoyan. También tenemos la Asociación de Funcionarios Judiciales y Magistrados -que es reciente- que se han anotado varios que han autorizado a que se le descuente un importe fijo todos los meses. A nosotros nos sirve, aunque sea poco, que sea todos los meses, porque entonces sabemos con que recursos contamos. 

¿Que días y en que horarios se puede acercar la gente?
Nosotros, dentro de nuestro proyecto hemos podido edificar nuestra sede acá en calle San Luis, y construido la oficina, un departamento, donde tenemos dos camas, un baño adaptado para discapacitados y una pequeña cocina, donde alojamos a adolescentes o chicos que son del interior y necesitan estar dos o tres días. Los alojamos, le brindamos la comida y todo lo que necesiten. Esta es una obra que hace diez años que está, porque cuando no se roba las cosas se hacen mas lentas. 
Acá hacemos todo con la intención de ayudar a los demás. Hace muy poco, se terminó el Salón de Usos Multiples, donde aprovechamos para hacer la feria, pero además lo tenemos pensado con el objetivo de dar talleres, que vengan los niños y se atiendan con una psicopedagoga, hay un niño que por un tumor se ha quedado ciego y usamos el lugar para que aprenda braile. El objetivo máximo de la Fundación,  es poder hacer acá una gran sala de cuidados paliativos.
Así que todos los que quieran acercarse pueden hacerlo, de lunes a viernes por la tarde desde las 17 horas hasta las 19.