Un día más



Manuel Ibiza-.



Para la gente sencilla, la cosa es sencilla:
todo sube de precio, el sueldo se achica
el trabajo es escaso, y se vacían vitrinas.

Los más viejos ya vivieron varias de estas crisis.
Los más jóvenes se están entrenando en el arte de sobrevivir.
Nadie es tan tonto como para creer
que la última crisis sea la última crisis.

Y mientras tanto,
sale el sol.
Pasa sin querer
un día más.
Y nada más.