Papelón o servilleta



Joakito-. El juicio contra el actual intendente  de Paraná sigue dando que hablar, no tanto por las demostraciones de la justicia, sino más bien por los hecho bizarros.



En el segundo día de audiencias del juicio que se lleva adelante en los Tribunales Federales de Paraná, custodiados como si fuera a entrar el Chapo Guzmán, siguen saliendo a la luz hechos que demuestran que este juicio no busca realmente atacar a una super, archi banda de narcotráficantes encabezada por un carnicero de barrio, sino que se trata de un gran circo criollo. Bastaba con Brigada Cola para desbaratar a esta banda que, obviamente, gozaba de protección policial provincial.
Al gran despliegue de fuerzas policiales y corte de calles que se realizaron  con carteles...de la municipalidad, se le suma ahora algo aún más insólito: una de las pruebas que se debían presentar no estaba. Faltó sin presentar certificado médico. Se trata de un CD con las escuchas telefónicas al "supuesto" abogado y experto en narcotráfico Marcelo D’Alessio que se pidió al Juzgado de la ciudad de Dolores, que encabeza el juez Ramos Padilla. Bueno, el CD llegó, pero llegó vacío. Si, en serio, no es una joda nuestra. 
 D’Alessio, tal como indicamos en su momento acá, estuvo en la ciudad de Paraná y aparentemente fue uno de los responsables de armar esta mega causa que implica al intendente Varisco con el tráfico de drogas. Naturalmente, al tener  D´Alessio como vocero local a Daniel Enz, que va chupándole las medias a Daniel Santoro por todos lados, las sospechas se incrementaban. De hecho, el salieri de Santoro en Paraná se fijó en los hoteles a ver si el agente de la CIA se había registrado con su nombre...Más bizarro, imposible. 
Todos los medios oficialistas -con el Semanario AnaliSide a la cabeza- dicen que la causa que lleva adelante el Juez Ramos Padilla contra Marcelo D’Alessio, es muy distinta y distante, de la causa que se juzga en Paraná; sin embargo, la relación entre ambos es crucial. No sólo por el planteo de la defensa de Varisco, sino que de comprobarse que  D’Alessio estuvo realmente en Paraná para montar el operativo contra Varisco y Celis, se le suma complejidad a la causa del Juez Ramos Padilla, al demostrar que la banda de espionaje encabezada por  D’Alessio, no se delimitaba sólo a actuar en la Ciudad de Buenos Aires sino que lo hacía a nivel nacional. Como, dicho sea de paso, ya está investigándose en Dolores. 
 No quiero ser mal pensado, pero espero, que el cd vacío sea solamente un papelón de los agentes de justicia que no saben copiar y pegar un archivo y no un trabajo desde las sombras de los servicios de inteligencia. Papelón o servilleta, esa es la cuestión.