¿Cuando surgieron las procesiones?


Santiago Zorrilla-. Si hay algo que caracteriza a la provincia de Entre Ríos, además de su multiplicidad racial y religiosa, son las grandes procesiones alrededor de la fe cristiana: Caminatas largas, procesiones náuticas, etc. Pero ¿Cuáles son los orígenes de este tipo de manifestación de fe?
Nadie sabe a ciencia cierta cuando comenzaron, debido a la gran represión que afectaba a los cristianos, y por eso, las procesiones se organizaban secretamente y en un principio, sin ningún tipo de imágenes.
Sin embargo, en las propias escrituras cristianas podemos observar en el Antiguo Testamento que Dios le ordena a Josué la organización de siete grandes procesiones alrededor de las murallas de Jericó. Y en el Nuevo Testamento está escrito como  Jesús entra en forma de procesión a la ciudad de Jerusalén, rodeado de una multitud de seguidores.
A pesar de ello, es sabido que debido a las represiones que llevaba adelante el cristianismo dominante -ligado al Imperio Romano- muchas de estas manifestaciones se hacían de manera secreta, hacía el interior de los claustros, hasta que en el siglo XI pasaron a ocupar el espacio público de las ciudades.
Antes del cristianismo existían procesiones aunque no eran nombradas de esa forma. Se trataba de las llamadas "pompas" fúnebres, que eran la forma en que los griegos nombraban a los cortejos o comitivas que integraban carrozas, coros, músicos o bailarines, para honrar a sus dioses paganos.
Las procesiones más antiguas son las que se vinculan a las tumbas de los mártires. Después, por influencia de los romanos, adquieren el nombre de procesión. Es más, la palabra, deriva de "processio" que es sinónimo de marchar o marcha en sentido militar, un aspecto que queda reflejado en la cruz que comenzaría a abrir las procesiones como símbolo victorioso del Cristo, vencedor de la muerte, sustituyendo al estandarte que portaba la legión romana.
Pasarán varios siglos para que las procesiones se establezcan como un fenómeno cristiano. Recién con la Contra reforma, la Iglesia Católica que se veía afectada por el crecimiento que  mostraban las reformas impulsadas por Martín Lutero, les pide a sus creyentes que se expresen en manifestaciones públicas de fe. Es así como surgen las procesiones mas famosas: los Via Crucis de Semana Santa. Estos Via Crucis, en un principio eran de "terror", ya que varios creyentes eran mutilados y se flagelaban a si mismos para expresar su amor por Cristo. Estas flagelaciones fueron luego prohibidas, pero de todas maneras, se institucionalizaron de esta forma las procesiones, y así, la manifestación privada de la fe pasó a ser pública y las calles se convirtieron en una Iglesia. De ahí el engalanamiento de las casas, el adorno de los balcones y el silencio que recorre cada uno de los rincones por donde pasa una procesión.
Toda procesión tiene a su vez una estructura, que se viene repitiendo desde siglos atrás. En este sentido, la jerarquización es muy importante y se desarrolla de menor a mayor importancia. Esta jerarquización es una herencia de la Roma Imperial. Allí, los cortejos comenzaban con los estandartes y la música para finalizar con el emperador divinizado y toda la plebe detrás. Con el tiempo, los estandartes y el emperador, fueron suplantados por las imágenes de los santos o la virgen y, por supuesto, por los obispos y curas.
En la provincia de Entre Ríos son varias las procesiones históricas: una de ellas, quizás la mas vieja y masiva, es la que se realiza en honor a la Virgen del Carmen en la ciudad de Nogoyá. Esta procesión se realiza desde hace mas de cien años en homenaje a la fundación de la ciudad y a esa virgen que es la patrona del pueblo. También, son muy conocidas la tradicional peregrinación a pie que se hace desde Hasenkamp a Paraná, y, la más vistosa quizá, la procesión náutica que realizan todos los setiembres los fieles de Bajada Grande de la Iglesia Inmaculado Corazón de María.