HISTÓRICO GOLPE A LA PATRIA CONTRATISTA

HISTÓRICO GOLPE A LA PATRIA CONTRATISTA
Por primera vez, se le permite a la prensa oficialista hablar de ellos


SACÁ EL BLOQUEO DE PUBLICIDAD EN NOTICIAS ER

SACÁ EL BLOQUEO DE PUBLICIDAD EN NOTICIAS ER
Los bloqueadores de publicidad no solo impiden nuestro trabajo, nuestra inversión en tiempo y plata, nos quitan independencia y TE ROBAN TUS DATOS DE NAVEGACIÓN .

PANAMERICANOS LIMA 2019.APUNTES PARA UNA POLÍTICA EN CLAVE ELECTORAL.




Pedro Hugo Tavosnanska-. A veces los argentinos otorgamos demasiado valor a lo ajeno, a lo que hacen “los de afuera” y subestimamos lo que es propio. Ya lo pregonaba el expresidente Néstor Kirchner al concebir el proyecto nacional con el cual buscó acercar el Estado, el Gobierno y la política a la sociedad.
Para no caer en ese gran error, quiero comenzar agradeciendo a los deportistas argentinos que  nos colmaron de entrega y orgullo con su actuación en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Y junto a ellos, agradecer también a sus entrenadores y todo el cuerpo técnico que los guiaron y  acompañaron.
Sin dudas, el trabajo conjunto y la perseverancia demostrada en esta competencia son un ejemplo para nuestros niños, niñas y jóvenes que debería darse en el marco de una política pública deportiva que se propusiera llevar el deporte a cada barrio, municipio y provincia. Nuestros deportistas han logrado más de 100 medallas, un resultado admirable del que sólo pueden presumir cinco naciones en el continente americano. Cómo no sentirse honrado al contar las treinta y dos veces que nuestro himno sonó con la esperanza aferrada a la bandera argentina. Y hago presente un anhelo que muchos compartirán: que esos logros se puedan traducir en hechos concretos a la hora de elaborar con seriedad un Plan Quinquenal 2020-2025 en la República Argentina.



Mercosur
A estas alturas, resulta evidente que existen tres niveles de desarrollo deportivo en el Mercosur, que se han puesto de manifiesto en los resultados finales que nos dejan los Juegos Panamericanos de este año. Con la cosecha de las 55 medallas de oro de Brasil, las 32 de Argentina, una de Bolivia, una de Uruguay y una de Paraguay.
Y aquí me detengo por primera vez,  solicitándoles no caer  en el error de relacionar el éxito en la competencia con la cantidad de habitantes de un país, pues los 11,48 millones de habitantes de la República de Cuba no distan mucho de los 11,04 millones del Estado Plurinacional de Bolivia. Y, sin embargo, la mayor de las Antillas -tierra de los mambises- obtuvo 33 medallas doradas. Del mismo modo, la Republica Oriental del Uruguay, que cuenta con una población de 3,457 millones de habitantes, y la República del Paraguay, que contabiliza 6,811 millones, han tenido una única oportunidad de escuchar el clamor de su himno nacional en los Juegos. Pues la diferencia de su capacidad de competición radica en los tres niveles a los que hacía mención arriba: laimplementación de políticas públicas, la mayor eficiencia  en la utilización de los recursos y la captación de los talentos deportivos. Éstos son los principales aspectos.
Argentina y las bases para una política pública deportiva. ¿Qué podría imitar y que podría desestimar, nuestro país de “los de afuera”?
Quiero mencionar aquí cinco aspectos que un gobierno debería tener en cuenta al elaborar una política pública deportiva nacional, partiendo de la exitosa experiencia de otros países en la materia.
1.    Ministerio, Secretaria o Agencia Nacional del Deporte.
2.    Universidades, facultades e institutos de formación docente.
3.    Gobiernos y Estados Provinciales, ciudades y municipios.
4.    Educación física y deporte en el sistema educativo.
5.    Cooperación internacional y diplomacia deportiva.

1.    Ministerio, Secretaria o Agencia Nacional del Deporte.
Con el objetivo de jerarquizar en sus gabinetes el rol del deporte, en 2013 se crea en Chile el Ministerio del Deporte, de la misma manera que en Bolivia se eleva la jerarquía de Viceministerio a Ministerio, medida implementada también recientemente por Colombia, más precisamente el pasado 5 de junio. Asimismo, en Uruguay se eleva el rango de Dirección Nacional a Secretaria Nacional del Deporte, el 27 de julio del año 2016.
En cambio, a contramano de lo que sucede en toda Sudamérica, el Gobierno argentino degrada la Secretaría Nacional del Deporte a Agencia Nacional del Deporte, cuando la tendencia es ir hacia el Ministerio del Deporte. Sin dudas, una manera de  adaptarse a un contexto económico social en el cual es el Fondo Monetario Internacional quien supervisa cada recurso, cada gasto. Ya lo decía mi viejo, Gregorio, “Más claro, échale agua”. ¿Y si le preguntamos al FMI si nos autoriza a impulsar un plan de natación o de atletismo? Eso sí, ¡al carajo! 
2.    Universidades, facultades e institutos de formación docente.
Me llama mucho la atención la miopía en el análisis que realizan algunos periodistas deportivos, que al hacer un balance de Lima 2019 y particularmente al referirse a los resultados de Colombia, mencionan que ese trabajo se reduce a algunos deportes,  para cosechar allí muchas medallas. Diría mi abuelo Idel, el judío pampa, “Están meando fuera del tarro”.
En la República de Colombia se vislumbra una verdadera política deportiva en varios aspectos, dirigida por el profesor de educación física Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico de Colombia. Uno de esos aspectos es establecer una alianza de cooperación y trabajo muy estrecha con ARCOFADER, la Asociación Red Colombiana de Facultades de Deporte, Educación Física y Recreación. Ya mencioné la reciente creación del Ministerio del Deporte. Son treinta y tres universidades encabezadas por un Comité Ejecutivo integrado por cinco de ellas: la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales, la Universidad Tecnológica de Pereira, la Escuela Nacional del Deporte, la Universidad del Valle y la Universidad de Antioquia. Esta asociación, en articulación con el Comité Olímpico colombiano, propone leyes para el deporte, organiza foros y realiza el Congreso Internacional en Teoría y Metodología del Entrenamiento Deportivo, que en su tercera edición, que tuvo lugar en Barranquilla en junio pasado, fue dedicado a la preparación deportiva de niños de 6 a 12 años de edad. En el discurso de apertura, Baltazar Medina señaló que se debían respetar los tiempos formativos en cada edad, que el deporte es un juego que no debe perder lo lúdico. En ningún momento de su alocución exigió medallas o rápidos logros deportivos.
Mientras tanto, en Argentina aún tenemos algunas universidades e institutos de formación docente públicos que continúan con el viejo discurso de que la educación física y el deporte son temas separados, siempre poniéndose de la vereda de enfrente del rendimiento deportivo. Al mismo tiempo, no faltan las universidades privadas que al relacionarse con la Comisión de Deportes, Educación Física y Recreación del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil para la Cancillería Argentina, están especialmente interesadas en obtener un beneficio comercial. En este sentido, no podemos olvidar cómo Colombia nos demuestra que puede haber relación entre las partes sin estar enfocada siempre en el objetivo de la medalla olímpica o panamericana.
Esto me recuerda cuando hace un par de años una autoridad de una importante universidad del conurbano bonaerense me escribió un correo electrónico, acompañado de su logo institucional, en el que me expresaba su apoyo a la democratización del deporte, la educación física y la recreación, y acordaba con las medidas que se debían realizar, pero me pedía retirar la expresión “educación física” de allí. Otra vez la vieja teoría de que son temas separados.
3.    Gobiernos y Estados Provinciales, ciudades y municipios.
La tendencia mundial es hacia la descentralización y optimización de los recursos, jerarquizando las funciones políticas deportivas de las autoridades provinciales. Un gobernador de la Provincia de San Juan o de la Provincia de Santa Fe, dos Estados Provinciales con políticas públicas de impulso al deporte distinguidas, son muy importantes para un Plan Nacional del Deporte o una futura Secretaría Nacional del Deporte designada por el próximo gobierno de los argentinos, sea  Alberto Fernández o Mauricio Macri. O mejor dicho, dejando por un momento la diplomacia de lado y convencido, designada por quien no dudo que será el próximo presidente, Alberto Fernández, junto a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.
Hay que pedirles y hasta exigirles a Omar Perotti y a Sergio Uñac, que alcen su voz para empezar a tallar verdaderas políticas deportivas nacionales, pues tienen un peso político deportivo que va más allá de sus propios territorios. Es necesario que se empiece a ejercer el realmente el federalismo y que se dé a conocer un contrato federal del deporte en el que se optimicen los recursos provinciales. Durante el gobierno de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, sus secretarios y subsecretarios de deporte eran Marcelo Chames, Gustavo Berta y Claudio Morresi, los tres de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quienes anteriormente habían sido miembros de la Dirección de Deportes de Aníbal Ibarra. “Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires” dice el refrán y lamentablemente no se equivoca, porque hasta el momento han sido siempre los porteños los responsables de implementar las políticas públicas deportivas nacionales en el vasto territorio de la República Argentina.
Es realmente una pena que durante el Gobierno  de CFK, miembros de su Secretaría de Deportes no nos hayan apoyado en la creación de la Federación Deportiva Municipal, reclamada por alrededor de 100 representantes de municipios y ciudades que se reunían año a año convocados por el Corredor Deportivo de la Provincia de Córdoba en Villa María, Río Tercero o Río Cuarto. ¡Y después algunos se preguntan por qué cuesta tanto el voto en la Provincia de Córdoba de apoyo a Cristina! Mamita querida... Yo espero que no se vuelvan a cometer los mismos errores. ¿Será verdad que “volveremos pero mejores”, como gritó el candidato a presidente Alberto Fernández?
Los secretarios de deportes provinciales y municipales de Argentina deberían ocupar un lugar central en la elaboración e implementación de las políticas nacionales del deporte y no sólo ocuparse del deporte en sus provincias y municipios.
4.    Educación física y deporte en el sistema educativo
Quiero retomar acá lo expresado por el profesor de educación física Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico Colombiano como ya he señalado, en su discurso de apertura del XIII Congreso Colombiano de Educación Física y I Congreso de Deporte para el Desarrollo y la Paz llevado a cabo a finales de mayo pasado y transcripto en el artículo “La crisis de la educación física” de la Revista Olímpica de Colombia en abril de 2019:
Bienvenido el Congreso Nacional de Educación Física, como  el espacio propicio para la reflexión y análisis de las demandas, necesidades y retos que debemos afrontar los profesionales de la actividad física, para defender su importancia, para revindicar a diario el derecho que tienen nuestros niños y jóvenes de recibir una clase de educación física  de buena calidad, y el derecho que tenemos los profesionales en este campo  a recibir un trato igualitario y digno en el contexto del sistema educativo.
El mal trato que empezó a recibir la educación física en el pasado reciente, por cuenta de las imperfecciones e incoherencias de nuestro sistema educativo, nos hizo partícipes de una discusión casi universal, de la llamada crisis de la educación física, de la cual se ha venido hablando y discutiendo desde los comienzos de la década de los años noventa del siglo pasado, metiéndonos en una especie de circulo vicioso por el juego de pesos y contrapesos, cuando se discute sobre el impacto de algunas decisiones equivocadas del sistema, que son las que nos han puesto un frente supuestamente de crisis, en contraposición  con los argumentos irrefutables, sobre la importancia de la educación física como asignatura curricular relacionada con el desarrollo psicomotor de nuestros niños y jóvenes.
Y digo que supuestamente de crisis, pues más que una crisis,  yo diría que lo existe más, es cierta desorientación  en la toma de decisiones, pues yo me resisto a creer que exista alguna corriente  de pensamiento, así sea pequeña, que dude  de la importancia de la educación física como el medio ideal para estimular el desarrollo de las capacidades y habilidades  motoras del niño, en procura  de la adquisición de hábitos de una vida saludable. Lo que está en discusión, entonces, no es la importancia de la educación física, sino las respuestas  que estamos dando para satisfacer  la necesidad  de una educación física adecuada y de buena calidad para la comunidad escolar.
Con esto no quiero decir que estemos lejos de tener que  afrontar problemas para garantizar  ese sagrado derecho a los niños, niñas y jóvenes. Lo que quiero demostrar es que muchas veces las crisis, más que en problemas reales, se encuentran en las mentes de aquellas personas con falta de compromiso y creatividad para buscar soluciones.
Hago mención en este punto que en el mes de julio se iban a reunir en Bogotá el Ministro de Educación de Colombia, el Presidente de ARCOFADER, Néstor Ordoñez, y Baltazar Medina, para comenzar a diseñar un plan de acción.
Por otra parte, en Chile - donde a partir de 2010 se ha empezado a implementar un plan nacional del deporte- se ha creado el Ministerio del Deporte y se desarrollarán en el año 2023 los próximos Juegos Panamericanos. Sin embargo, recientemente se ha tomado la decisión inconsulta de quitar la obligatoriedad en de la educación física en el sistema educativo, dejando a criterio de los municipios la decisión de contratar o no profesionales de la educación física. Profesionales que, por cierto, ya percibían una baja remuneración por desempeñarse en el Estado dictando educación física. En un contexto tan triste, cabe destacar la importante reacción en la calle de aquellos que le han puesto el cuerpo a repudiar la medida, lo mismo que el rechazo a tal decisión del propio Comité Olímpico de Chile. Lo ocurrido con la educación física pública en el país vecino es puro neoliberalismo en su máxima expresión, pues se realiza sobre los ámbitos para los niños, niñas y jóvenes de sectores populares que no tienen acceso a clubes privados. ¡Viva Chile y sus docentes y trabajadores de la educación en lucha! Por ello, hemos impulsado una campaña de apoyo que ha recolectado firmas de España, Portugal, México, Colombia y Argentina, entre otros.
5.    Cooperación Internacional y Diplomacia Deportiva.
En muchos gobiernos de Europa y América Latina, los ministerios del deporte tienen un responsable de relaciones internacionalesque se ocupa diariamente de los vínculos y la firma de acuerdos de cooperación internacional.  Inclusive Cuba cuenta con una mujer a cargo del área en el Instituto Nacional del Deporte, la Educación Física y la Recreación. Además, la Cancillería de Colombia cuenta con un área de Diplomacia Deportiva y Cultural, que en la actualidad se dedica únicamente a los niños, niñas y jóvenes de hasta 14 años en viajes de formación de liderazgo, pero que anteriormente abarcaba temas más variados durante el gobierno de Juan Manuel Santos.
Mientras tanto, en la Argentina en la que se sucedieron los secretarios de deportes Roberto Perfumo, Claudio Morresi, Carlos Espínola, Carlos Mac Allister y el último, que no vale ni la pena nombrarlo, devenida ahora la secretaría en la triste Agencia Nacional del Deporte, no existe el responsable de relaciones internacionales. Lo que me lleva a preguntar ¿queremos o no estar insertos en el mundo? Cuando veo que, por ejemplo, Francia tiene un embajador a cargo de la Diplomacia Deportiva y nosotros en Argentina tenemos setenta acuerdos de cooperación internacional olvidados en un cajón, temo atinar la respuesta. Pero cuidado con ese cajón, porque pueden aparecer las telarañas o algo peor todavía.
Una propuesta superadora para la diplomacia deportiva
Mientras tanto, y para pasar a los hechos concretos, desde la Comisión de Deportes, Educación Física y Recreación del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil para la Cancillería Argentina estamos impulsando la Primera Diplomatura Universitaria de América Latina y el Caribe en Diplomacia Deportiva, junto a universidades de Chile, Argentina, Cuba, Colombia, Venezuela, México y Panamá (adjunto encontrarán más información); y la Primera Diplomatura Universitaria Latinoamericana en Juegos, Prácticas  Corporales y Deportes Ancestrales de los Pueblos Originarios e Indígenas, en conjunto con universidades de Panamá, Cuba, México y Colombia, que incluye la participación de comunidades de pueblos originarios de Argentina, de las provincias de La Pampa, Misiones, Chaco y Chubut (nuevamente, los invito a conocer más sobre este tema en el documento adjunto).
Considero que el gran problema de nuestra querida Argentina es dirigencial, por eso urgentemente necesitamos  una generación dorada dirigencial en políticas públicas del deporte, la educación física y la recreación.


Nosotros leemos ésto: