HISTÓRICO GOLPE A LA PATRIA CONTRATISTA

HISTÓRICO GOLPE A LA PATRIA CONTRATISTA
Por primera vez, se le permite a la prensa oficialista hablar de ellos


SACÁ EL BLOQUEO DE PUBLICIDAD EN NOTICIAS ER

SACÁ EL BLOQUEO DE PUBLICIDAD EN NOTICIAS ER
Los bloqueadores de publicidad no solo impiden nuestro trabajo, nuestra inversión en tiempo y plata, nos quitan independencia y TE ROBAN TUS DATOS DE NAVEGACIÓN .

"Las jóvenes se ríen de los deconstruidos y aliades"



Joakito-. Las dos tienen una trayectoria periodística y saberes que, por lo menos en Argentina, las "autorizan" a dedicarse a construir un femenismo disidente. Conducen el programa Pensamiento Cítrico que se transmite por youtube y redes sociales como facebook e instagram. En la entrevista hablamos sobre el programa y sobre las disidencias dentro del feminismos


¿Cómo va el programa el programa? ¿Ha sido aceptado teniendo en cuenta que si hay algo a lo que no estamos acostumbrados a dialogar más allá de los microclimas?

Romina Rocha: En mi caso en particular, empiezo a discutir los postulados del feminismo hegemónico porque surge la necesidad de hacerlo. Mi área es la comunicación y el análisis de la coyuntura, digamos, pero con el tema del feminismo empiezo a comprender que tengo que articular e investigar más porque lo interpreto desde los efectos geopolíticos que tiene implícitos. Es decir, al ver que en el mundo estaban ocurriendo cambios abruptos y que todos ellos estaban, de una u otra manera, atravesados por la cuestión del género, entonces entendí que tenía que poder dar una discusión seria y argumentada para no caer en microclimas. Y el programa termina siendo una suerte de síntesis en la que, después de entendernos con Nancy y complementarnos incluso en las diferencias, intentamos dar forma concreta a estas cuestiones que vamos esclareciendo a medida que avanzamos y discutimos.

Nancy Giampaolo: Al igual que Romi, yo me sentí interpelada por el movimiento de género a partir de sus implicancias políticas. Y como el periodismo de opinión me interesa bastante empecé a discutirlo desde ese lugar. No tengo pretensiones académicas ni me interesa transformarme en un referente de algo que se dice por todos lados y de la misma manera. Me interesa tratar la cuestión de manera disruptiva. Para repetir “Se va a caer” o “Vamos las pibas” o “Yotecreohermana” ya hay gente por todos lados. 



Se ven mucho en las redes sociales, los diarios y la tv las palabras "disidencia", "empoderamiento", "antiderechos" Pero nadie profundiza sobre estos conceptos. Ustedes se presentan como "un programa disidente" y suelen estar en contra de una mayoría de mujeres que repiten casi a diario todas estas palabras. ¿Por qué tantas diferencias a la hora de hablar de feminismos? ¿No les parece que la monopolización que hizo la izquierda y el progresismo del movimiento toma a las mujeres como incapaces de valerse por sí mismas?



RR: No se profundiza porque, básicamente, se quedarían sin argumentos para sostener al movimiento de género como algo en sí mismo “revolucionario”. Nosotras nos plantamos en la vereda de la disidencia, no porque no creamos que hay luchas válidas y que muchos de los reclamos no deban ser atendidos, sino para ver el tema en toda su dimensión. En tanto no se entienda cuál es el interés que hay detrás de estar financiando horas y horas en medios de comunicación que hablan de algo en un solo y único sentido, no hay forma en que ninguna de estas cosas que planteás se vean. 

NG: El disenso se necesita para pensar libremente. El feminismo mediático que se autopercibe de izquierda mientras está financiado por capitales de afuera como pasa con Cosecha Roja, La izquierda diario y esa clase de medios que forman opinión dentro del progresismo, no practican disidencia alguna. Si a vos te banca una fundación norteamericana, tené al menos la decencia de no presentarte como revolucionario. Mi viejo y sus amigos estaban en el PC cuando la izquierda tampoco era una maravilla, pero al menos al nivel de la militancia era consecuente con los valores que enarbolaba. Hoy todos ellos se deben revolcar en su tumba cada vez que ven las contradicciones de esta izquierda intelectualmente precarizada que los heredó. En cuanto a la horrible palabra antiderechos que cultiva Página 12 con tanta efusión, cabe preguntarse porque se aplica solamente en relación al aborto y no en relación a otros derechos que se ven permanentemente vulnerados como la vivienda digna, el trabajo, la libertad de opinión, el derecho a réplica... Y sobre el mentado empoderamiento, bueno, nada menos empoderado que tener tus propias comisarías como las de género que abrió Larreta en CABA, o practicar el escrache anónimo o cualquier cosa que automáticamente te señale como débil al ser comparada con el resto de la sociedad.

Nos pueden explicar que es el patriarcado y el machismo, ¿cuáles serían las diferencias? ¿es posible o no la “liberación de las mujeres”?



RR: Es parte de lo que intentamos explicar en Pensamiento Cítrico: hay muchas formas de concebir al patriarcado y de comprender al machismo, pero todas se encuentran en que, por un lado, el primero es una forma de organización social y el segundo, una construcción cultural de sometimiento y poder. Y no se debe caer más en absolutos ni en reduccionismos, porque no es que estamos hablando de palabras nada más, sino de concepciones que nos atraviesan y que nos hacen ser lo que somos hoy. Entonces la tarea que nos pusimos al hombro en ese sentido es la de ser lo más claras y amplias posibles, para que se entienda en su dimensión y en su importancia, y esperamos que ese aporte sea el diferencial en este proyecto que encaramos. Y sobre la posibilidad de la liberación, lo que queremos es construir un sentido contundente y sustentado a partir del cual se alcancen las reivindicaciones de las mujeres, pero también de los niños, de los hombres y de toda la comunidad. No hay forma en que las mujeres se “liberen” en una sociedad oprimida.

NG: Me abstengo de responder porque, aunque es cierto que entre nosotras disentimos y hasta nos peleamos, Romi acaba de decir todo lo que pienso sobre esto de la mejor manera. 



¿Por qué nos dicen que los hombres solo podemos opinar si antes nos "deconstruimos" y pensar no como hombres sino en nuestra "masculinidad"? 



RR: Porque todavía está todo muy verde y muchas mujeres, en el afán de redescubrirse en medio de este caos que se generó a partir de la irrupción del tema género en nuestra sociedad, antes de pensarse bien a sí mismas y de pensar en qué ideas están comprando y de dónde vienen, te piden que te pienses vos. Y ahí aparecen los reclamos y las confusiones, porque es todo muy abrumador y cae en un momento social y económico muy malo, entonces todo se complota para que la creación de ese enemigo interno sea canalizada hacia una parte de la propia sociedad, que en este caso tiene como único requisito el ser hombre. Pero no todas pensamos así, nosotras somos de las que creemos que todo es equilibrio y complemento, no absolutos. 

NG: Además, muchas mujeres, especialmente jóvenes, se ríen bastante de los deconstruidos y los aliades. ¿Por qué? porque la impostación y el oportunismo de muchos de estos hombres ¡no engañan a nadie!

Nosotros leemos ésto: