La ultraderecha crece con la democracia


Joakito-. De las nueve boletas de precandidatos a presidente y vice de la Nación por lo menos tres de ellas se presentan como representantes de la ultraderecha e incluso y dos como parte de una derecha más moderada.

Con las PASO queda claro que Argentina no se está excluida del mundo.
¿Cómo hizo la derecha para crecer tanto?
Este crecimiento es un fenómeno que viene repitiéndose a nivel mundial, tal como lo demostraron las elecciones parlamentarias en Europa, donde expresiones abiertamente nazis que hacen quedar a Angela Merkel como Heidi tuvieron un aluvión inesperado de votos. Por lo menos en 17 países europeos la derecha ha llegado al Parlamento e incluso a gobernar muchos de estos. Sin embargo, el discurso por el que la derecha europea ha crecido tanto, es muy distinto a los que pasa en Argentina. Mientras que en Europa la ultraderecha crece amparada en un discurso nacionalista, en contra de los migrantes y de la Comunidad Europea, la derecha nativa a crecido fuertemente, pero no con argumentos de defensa de la economía nacional, sino con argumentos religiosos y en defensa de la la familia.
Se dice que la discusión respecto al aborto abrió una "grieta" y  se instaló en la agenda electoral.
En parte esto es cierto, aunque quienes realmente tienen posibilidades de ganar a ninguno le preocupa el tema.

El debate legislativo sobre este tema en el 2008, además de mostrar la gran convocatoria del movimiento de mujeres, mostró el poder de fuego silencioso de los evangelistas y ultracatólicos.
Biondini, o lo que queda de él, Gómez Centurión junto a una sonriente militante de las dos vidas como Cynthia Hotton, despiertan simpatías entre aquellos que están en contra de la legalización del aborto, y creen fervientemente en Dios y en la familia. Entre esos votantes también están muchos jóvenes de 16 años admiradores del cantante Ricardo Iorio, pero también es parte del voto de derecha quienes votan a Espert, aunque se manifieste a favor del aborto y de la legalización de la marihuana. Por algo Espert figura en las encuestas con cierta importancia.
El fenómeno del crecimiento de estos partidos de ultraderecha está por fuera de estos parámetros y se explica en el crecimiento silencioso de las religiones evangelistas.
Se cree que casi el 13% de la población se reúne y se agrupa alrededor de las Iglesias Evangelistas en Argentina. Los evangelistas en Argentina, también añoran ser como en Brasil y siempre quisieron tener su expresión política como el Partido Republicano Brasileño con importantes bloques legislativos y que llegaron al poder en alianza con el PT de Lula en su primera presidencia y ahora acompañan a Bolsonaro. Pasa que en Argentina siempre predominó la iglesia católica como religión y existiendo el peronismo ésta no tenía que preocuparse por armar un partido dado que dicho movimiento reivindica la difusa "doctrina social de la iglesia". Ahora, luego de la demostración de fuerzas movilizando por las dos vidas, los evangelistas ven en estos partidos la posibilidad de ingresar a la arena política.
¿Cómo se explica sino que en algunas mesas de votación de Paraná había fiscales de Biondini y de Centurión y faltaban las del MAS? Hay que recordar también que Amalia Granata fue electa diputada provincial por la provincia de Santa Fé.
Entre Amalia Granata y Bolsonaro hay una distancia enorme, por supuesto. Pero el huevo de la serpiente está ahí.