HISTÓRICO GOLPE A LA PATRIA CONTRATISTA

HISTÓRICO GOLPE A LA PATRIA CONTRATISTA
Por primera vez, se le permite a la prensa oficialista hablar de ellos


SACÁ EL BLOQUEO DE PUBLICIDAD EN NOTICIAS ER

SACÁ EL BLOQUEO DE PUBLICIDAD EN NOTICIAS ER
Los bloqueadores de publicidad no solo impiden nuestro trabajo, nuestra inversión en tiempo y plata, nos quitan independencia y TE ROBAN TUS DATOS DE NAVEGACIÓN .

Enz, el cadete de la Fiscalía



Sergio Urribarri-. Se lo ve con torpeza frente a las pantallas de canal 9 leer fragmentos salteados o directamente inventados del Ministerio Público Fiscal contra mi persona. Su desequilibrio motivado por el odio y, en el fondo, la impotencia que transmite Daniel Enz es porque todavía sigo en pie y junto a los entrerrianos como parte de un gran proceso de reconstrucción nacional que se verá plasmado en las urnas en octubre.



Y sigo en pie siendo parte de un proceso político ascendente que va a terminar con este modelo macrista de hambre y exclusión. Modelo macrista que no hubiera sido posible sin la complicidad de cierto periodismo de guerra dedicado a calumniar sistemáticamente a los dirigentes populares.
Así como un Daniel Santoro tenía la misión de destruir a Cristina, a escala local, Daniel Enz (que firmó las solicitadas en defensa de Santoro y otros oscuros personajes de la SIDE) se dedica a mi persona. En formato digital, en TV, en la radio, en un libro, en el bisemanario, cambia el formato, incluso a veces aparenta cambiar el tema, pero es un monólogo repetido contra mí y mi familia.
Esta vez, en el último capítulo de su permanente obsesión, me acusa de cobrar "pagos irregulares" desde antes que fuera gobernador. Lo cual desde ya desmiento absolutamente.


Visto desde su perspectiva de odiador serial, es astuto hablar de "pagos irregulares". Porque decir, no dice nada en concreto la expresión "pagos irregulares", que además en lo que respecta a mi persona es totalmente falsa, pero deja cierta sensación de que ronda algo ilegal. Desde que dejé el gobierno, Enz tiene la obsesión, cada vez que se refiere a mi persona, de referirse a mí de manera sospechosa, como si mi sola existencia configurara un delito. El delito de existir. Es tanta su obsesión que ya se ríen en toda la provincia de él y su saña para conmigo, inventando lo que sea, escarbando en todos lados, tratando de que algún compañerito del jardín de infantes diga que le robé la plastilina.
Lo curioso en este caso es que lo hizo por su cuenta, motivado o sobremotivado por el odio, ya que el habitual vocero extraoficial de un sector del Ministerio Público Fiscal esta vez leyó un expediente falso. No una verdad a medias, sino directamente, algo falso. Como el cadete de Navarro, el cadete de la Fiscalía dice cualquier cosa, y le importan más sus intereses que el de sus clientes.

En este sentido, vuelve a llamar la atención que el contenido que Enz solo se ocupa de difundir corresponde a supuestos planteos del Ministerio Público Fiscal y si realmente tuviera un interés periodístico (y aprovechando que evidentemente tiene acceso a datos reservados), se ocuparía de señalar las presentaciones que han realizado las demás partes del proceso y particularmente yo mismo. No existe tal interés periodístico elemental, existe el odio desmedido, hasta el punto de leer expresiones que son más deseos suyos que parte de la verdad.
En la causa a la que Enz se refiere, efectué una presentación en forma espontánea en la que me explayé punto por punto respecto de los actos de gobierno que se investigan negando los hechos que se me atribuyen. Pero, desde luego, no es su propósito brindar información con objetividad así que a esta acción ni siquiera la menciona. Revelando una forma curiosa de informar y hacer periodismo, que es sencillamente, destruirme.
Hasta ahora, no le ha resultado. Ni siquiera en el pico de popularidad del macrismo, logró su cometido.
Cuando uno tergirversa expedientes en un programa de TV para descalificar a una persona, no solo está haciendo una evidente operación política, sino que está faltando a la verdad, está mintiendo.
Entonces el programa se transforma, producto del microclima en que vive, en un especie de realidad paralela, donde soy yo el condenado y no él quien perdió varios juicios, soy yo el revanchista y no él que está envenenado, soy yo el repudiado por la gente y no él, que a pesar de sus mentiras no pudo evitar que el Frente de Todos arrasara en el país y en Entre Ríos. En esa realidad paralela, la mentira es la verdad y la verdad brilla por su ausencia.

Flaco favor le hace esta agresividad antidemocrática de Enz en momentos donde los enfrentamientos estériles están siendo dejados de lado en todo el país.

Nosotros leemos ésto: