¿Por qué Paraná no es como el resto de las capitales?



El Arquitecto-. Después de una interesante charla con Joakito, que volvía  de su viaje patagónico, casi me obligaron en la redacción a escribir "comparativamente" algunas cosas sobre el por qué Paraná no crece como el resto de las capitales del país. Empecemos entonces este estudio comparativo con la cuestión de la vivienda y el uso de la madera como insumo para la construcción.
No es un dato menor, empezar con el sector foresto industrial, ya que comúnmente se asocia a Entre Ríos, no con la industria y la producción sino con el empleo público. Además de la cuestión de las grandes protestas contra las madereras uruguayas.
En la Patagonia hace varios años participé de un Seminario Internacional organizado por la Universidad Nacional del Comahue junto a ingenieros y arquitectos sobre la construcción de madera, el seminario además de actualizarnos sobre las nuevas tecnologías hidráulicas en construcción en seco, versaba sobre todo en la búsqueda de un nuevo paradigma cultural en la construcción de viviendas, de ahí la importancia que el sector foresto industrial cumple debido al uso sustentable de la madera en la construcción de viviendas, mobiliario y decoración.
A todo esto, tengamos en cuenta, que Entre Ríos es la tercera provincia maderera del país con 130.000 hectáreas de plantaciones en la provincia concentradas mayoritariamente en los departamentos Federación, Concordia e Ibicuy. Sin embargo, el grueso de esta producción no se utiliza en el mercado interno, sino que es destinada a la exportación. Esto se debe, a que el estado no impulsa políticas activas de promoción de este producto como insumo para la construcción y se sigue usando al hormigón mayoritariamente a pesar, que el plan provincial de viviendas ejecutado,
supuestamente estipula que el 10% de las casas deban ser construidas con madera; lo que encarece deliberadamente a la madera ya que los dueños de la industria ven mas conveniente exportar que abastecer el mercado interno. Ojo, esto no es propio de Entre Ríos, ya que según la Cámara Argentina de Construcción el sistema de construcción de vivienda mas usado es el llamado tradicional, con estructura de hormigón armado y cerramientos de mampostería de ladrillo cerámico o bloques de hormigón aunque los sistemas de construcción más livianos, como la construcción en seco, basados en entramados de acero (steel frame) o de madera, tienen una ventaja en velocidad de montaje y mejor aislación térmica respecto al tradicional.

A su vez, tampoco tenemos una formación adecuada a nivel profesional para poder demostrarles a nuestros futuros clientes, las ventajas económicas y ecológicas que traen consigo la "construcción en seco".
 ¿Qué es la construcción en seco?
 Es un modelo de construcción abierto en el que los materiales no requieren conglomerantes húmedos para el armado de estructuras u otros componentes. Tiene entre sus beneficios, no solo un menor tiempo de ejecución y menores residuos sino también posee una flexibilidad arquitectónica ya que no hay limitaciones para el tipo de aplicaciones o diseños arquitectónicos: se pueden construir todo tipo de viviendas, locales o edificios. El sistema permite, también, aplicaciones aisladas dentro de una obra de ladrillos, como el armado de tabiques divisorios.

Hace no menos de un mes, en Paraná, los Colegios de Arquitectos y de Ingenieros realizaron unas jornadas sobre urbanismo, en ninguna mesa, en ningún simposio o taller, se trataron el uso de sistemas de construcción en seco ni tampoco el uso de la madera como insumo alternativo al hormigón, esta es una de las cosas que nos falta por aprender: la formación profesional adecuada y la búsqueda y utilización de recursos alternativos.

Nosotros leemos ésto: