Entre Anarquistas y Peronistas


Joakito-. Agustín Nieto, marplatense, es docente e investigador del CONICET -esto último él mismo lo resalta debido a la crisis presupuestaria que atraviesa este organismo- y es autor del libro "Entre anarquistas y peronistas. Historias obreras al ras del suelo" que fue presentado en Paraná en una actividad organizada por el archivo histórico de Entre Ríos, dependiente de la Secretaria de Turismo y Cultura provincial. Con él dialogamos antes de su presentación acerca del libro y los desafíos que implica

Es muy difícil encontrar una veta entre lo que se dice "peronismo de izquierda" y "peronismo de derecha", vos fuiste un poco mas allá y planteas una especie de grieta entre anarquistas y peronistas ¿qué te llevó a meterte en este tema?

"Entre anarquistas y peronistas. Historias obreras a ras del suelo", no es un libro sobre estas dos identidades políticas, ni sobre sus contrapuntos o similitudes. Es una colección de historias obreras situadas en el puerto de la ciudad de Mar del Plata en los años que van de 1930 a 1970. Esas historias, entre otras cosas, se vieron atravesadas por la militancia de distintas corrientes ideológicas, entre las que se destacaron el anarquismo y el peronismo.
Pero esas historias obreras fueron mucho más allá de esas identidades militantes. En definitiva, es un libro que pretende mostrar los caminos que transitan las/os trabajadoras/es para conformarse en sujetos políticos colectivos para desafiar su condición subalterna en la historia.
Me metí con estas historias porque mi propia militancia juvenil me puso en relación con las obreras y los obreros de la industria pesquera marplatense y sus luchas. Se puede decir que tropecé con ellas en mi doble condición de militante de izquierda y estudiante (en aquel tiempo -año 2000-) del profesorado en historia. Pero el tropezón no fue una caída sino el inicio de una intensa relación militante y afectiva con el mundo obrero de la pesca. Aquel presente del año 2000 me interrogó sobre los orígenes de la lucha y organización de aquel gremio. Esto hizo que entre en relación con las dos identidades políticas que dan nombre al libro. Pero, sobre todo, me puso en contacto con ese “entre” que le da forma y contenido al libro: las historias obreras a ras del suelo.
Entre anarquistas y peronistas... tampoco es un libro de historia. Por lo menos no lo es de una historia que se entiende como terminada. Es un libro que contiene historias, pero las cuenta mirando hacia el futuro. Es un libro que no cuenta solo lo que pasó, sino aquello que podría haber ocurrido si... Es un libro que dialoga con el deseo de una clase obrera redentora de sí misma y de la sociedad. Por todo esto es un libro de actualidad que nos permite pensar nuestro presente y nuestro futuro a través del rescate de historias a ras del suelo.

 ¿Te encontraste con trabas a la hora de editar un libro de estas características (teniendo en cuenta que si se habla de peronismo se habla de palabra mayor en cuanto a Movimiento Obrero)?

Lo difícil de editar un libro de estas características, más allá del esfuerzo monetario en un contexto de crisis profunda, reside en sopesar si es necesario. ¿Quién decide que vale la pena arrojar al infinito mar de tinta y papel un nuevo libro? Lamentablemente este interrogante no se puede responder de modo satisfactorio sino después de editado el libro. Es su recepción y acogida por el público para el cual fue pensado (también para el cual no fue pensado). Pero, en ese preciso momento el libro deja de pertenecerle al autor y pasa a tener vida propia. Cómo será esa vida dependerá de su capacidad de concitar interés y animar debates.

 ¿Por qué es necesario profundizar en la relación e influencia que tanto el anarquismo como el peronismo tienen en el movimiento obrero?

 Para mí, la necesidad de este libro tiene que ver con la posibilidad de poner en palabras experiencias vitales definitorias de mi subjetividad. Su preparación fue un momento de introspección que me permitió repensar todas mis certezas y afrontar todas mis dudas en torno al oficio de historiador como historiador integral de las clases subalternas, de las/os condenados de la tierra. En este punto me gustaría cerrar con una reflexión sobre la relación entre las corrientes ideológicas y la clase obrera. No se trata de determinar los grados de influencia del anarquismo o del peronismo en la clase obrera. Se trata de lo contrario, tenemos que establecer los grados en que el anarquismo y el peronismo son la expresión de la clase obrera, mejor dicho, de la lucha de clases que constituye a las clases y sus tendencias. Por lo demás, la visión contraria y hegemónica es elitista y expropiadora del poder de agencia de las propias clases subalternas.

Nosotros leemos ésto: