Elementos de historia obrera y socialista concordiense



Fernando Adrián Zapata-. Gran parte de los registros históricos del socialismo concordiense marcan un punto muy fuerte hacia la década de los años 20 y 30 del siglo XX, con la célebre figura del cooperativista Julio Serebrinsky, un socialista exiliado de la hoy ex-Unión Soviética, afincado aquí en Concordia, desempeñando tareas de gestión comercial junto con la férrea militancia obrera, cooperativa y gremial, y el firme anhelo de avance ideológico-político, al instalar el ideario socialista en la ciudad y alrededores.



De hecho,una de las mayores y más instaladas bibliotecas locales concordienses,la Biblioteca de la Cooperativa Eléctrica de Concordia,cooperativa también pensada,iniciada y cofundada por socialistas y otros allegados concordienses durante aquellos años,posee su nombre,en ineludible homenaje a un honesto e incansable luchador socialista.
Además,hubo concejalías de Julio Serebrinsky y el "Turco" Morandi,hubo delegados obreros de orientación socialista en los gremios del ferrocarril,de los cítricos,del comercio,de la docencia y de varios otros rubros del movimiento obrero y popular local y regional,en diferentes momentos.
Hubo familias enteras que abrazaron y desplegaron el ideario socialista en la ciudad,en el barrio y en el campo concordienses,y aún hoy,por sobre tantas divisiones internas y ante tantas adversidades, sigue habiendo militantes,simpatizantes y allegados del socialismo muy decididos y preclaros.

Y,además de Serebrinsky y Morandi,también resuenan nombres y apellidos de dirigentes, militantes, delegados y familias socialistas como Gastelacotto,Don Angéllico,Marcelo Pérez,Toti Cabrera,Daniel Brugo,los Cutro,los Micucci,los Galino,los Blanco,los Niz,los Martino y un largo etcétera de anónimos activistas,un sinnúmero de ansias vivas,de proyectos,de labor y de esmero socialista y proletario, democrático y popular,que se continúa hasta nuestros actuales momentos,alumbrando hacia el futuro socialista más justo y libre,más equitativo,fraternal y prometedor.


Nosotros leemos ésto: