"El juicio por jurado es un sistema costoso, antiguo"


Joakito-. Ana Clara Pauletti es abogada y Jueza de la Cámara Civil. Tomó notoriedad pública por la felicitación -vía wasap- que le realizara el Presidente Macri por los resultados logrados por el sistema de oralidad pública en los juicios civiles. Coordina el proyecto Oralidad Efectiva del Ministerio de Justicia y DDHH junto a las juezas de Paraná, Valentina Ramírez Amable y Andrea Morales. En la nota conversamos sobre la complejidad judicial y la equidad de géneros en la justicia, entre otros temas

Fuiste noticia por una felicitación del presidente, acerca de la oralidad de los juicios en causas procesales en temas civiles y de familia ¿Podes contarnos, para quienes no manejamos la complejidad judicial, por qué esto fue noticia y motivo de felicitación presidencial?
El saludo es por los resultados del Proyecto Oralidad Efectiva del Ministerio de Justicia y DDHH de la Nación, que viene desarrollándose en la justicia civil de la provincia desde junio de 2018, y del que soy Coordinadora con las Dras. Valentina Ramírez Amable y Andrea Morales de la ciudad de Paraná, designadas las tres por nuestro Superior Tribunal. El proyecto es importante porque cambia el sistema de trabajo de un importante número de litigios que tienen que ver con la vida normal de la gente (civil, familia, laboral), abandonando las formas diseñadas en la “época de la carreta” literalmente, para colocarnos en el siglo XXI. En Entre Ríos, ese cambio ya está dando sus frutos, con mas agilidad y calidad de justicia.
Antes, esos trámites (por ejemplo un daños y perjuicios) eran esencialmente escritos, existía mucha delegación del juez en los empleados de la oficina, quienes tomaban las audiencias, y los juicios duraban años en los que se sumaban papeles a los expedientes, en su gran mayoría innecesarios. Los jueces culpaban a los abogados, y los abogados a los jueces, y lo cierto es que había de los dos lados en un sistema que las cosas seguían su curso “porque siempre se hizo así”, en perjuicio de todos, pero principalmente de las personas, que terminaron por perder la confianza en la justicia.
Medimos la duración de los juicios y en promedio hasta tener sentencia en primera instancia, duraban 3,8 años, a lo cual se sumaban los tiempos de los recursos y el que llevara que la decisión se cumpliera.
Con el Proyecto nos propusimos bajar a un año el tiempo del trámite en primera instancia. Ahora está claro que el juez debe hacerse cargo de que eso se cumpla y que se eviten dilaciones innecesarias, para lo cual tiene que asumir las riendas del proceso con conocimiento del expediente desde el primer momento.
El juicio se inicia con los escritos de demanda y contestación de demanda, pero luego transcurre en dos audiencias que dirige el juez, y son vídeo filmadas. En la primera trata de llegar a un acuerdo, y si no es posible esa solución, se pasa en limpio cuales son las cuestiones discutidas y mediante un diálogo con las partes, se selecciona la prueba útil para acreditar esos hechos, con lo cual se arma una hoja de ruta para llegar a la segunda audiencia que se llama vista de causa, donde declararán los testigos, las partes y los peritos, siempre ante el juez que los interroga y aprecia por sí mismo el resultado. Esto es realmente superador al método anterior donde los jueces se enteraban de lo que pasó en la audiencia por un acta escrita difícilmente literal de lo ocurrido. En la misma audiencia los abogados alegan y a los pocos días, el juez dicta su sentencia, la que es por todo esto más acertada ya que hay menos posibilidad de incurrir en un error en la apreciación de los hechos, a lo que se suma que la prueba es de mayor calidad. En ese contexto la sentencia debe caracterizarse por su lenguaje claro, ser directa, motivada pero no en exceso, dirigida al destinatario final, el ciudadano que está en juicio, que tiene que saber por qué perdió o por qué ganó. Después de haber presenciado las audiencias, es más factible que ese ciudadano comprenda y acepte la decisión, y logremos mejorar la legitimidad de los jueces. Los beneficios de la mecánica llegan también al tribunal de apelación, porque para revisar la sentencia los jueces de la Cámara pueden revisar los vídeos a la hora de controlar la valoración probatoria del juez de primera instancia, entonces ese examen también es mas rico a la hora que establecer qué fue lo que ocurrió en el caso. Por todo eso, la meta buscada no es solo mejorar los tiempos en la justicia sino también la calidad de las pruebas y de la sentencia, donde hay mucho trabajo y esfuerzo de jueces y abogados que han tenido que capacitarse y cambiar sus prácticas y rutinas radicalmente. La oralidad no admite improvisaciones, todos tienen que ir preparados a las audiencias, conocer el caso y las alternativas que se pueden dar. Con lo dicho queda expuesto, que a las ventajas comentadas, se suma la transparencia del servicio de justicia, posibilitando mayores controles.
Pienso que el llamado del Presidente es un reconocimiento al trabajo que desde la justicia (asumiendo la crítica de la sociedad) venimos haciendo por esa transformación.

Desde el Supremo Tribunal de Justicia, y con el aval del gobernador, se impulsa el debate para la aplicación del sistema de Juicios por Jurados, sabemos que no sos penalista pero nos gustaría conocer tu opinión al respecto.
No soy penalista pero en EEUU por ejemplo, también se aplica a los juicios civiles. He podido observarlos incluso. Contesto muy a título personal, fuera de toda representación institucional, y dejando a salvo el respeto que merece quienes piensan lo contrario. No soy partidaria del juicio por jurados. Creo que es un sistema costoso, antiguo, y que es el propio Poder Judicial con sus jueces profesionales, el que debe revertir los males que llevaron al actual descontento ciudadano. Conocer la historia del juicio por jurados, me hace desestimarlo para el contexto actual. Los jueces tienen un alto nivel de preparación para resolver casos complejos, no creo haya que descargar en el ciudadano esa responsabilidad. En términos constitucionales además, existe un deber de motivación de las sentencias, que los jurados legos no cumplen, pues solo pueden dar su veredicto culpable o inocente. Y no me cierran los argumentos con los que se trata de superar esa cuestión. Pero la decisión política está tomada y espero se logren buenos resultados.

¿Cuál es el poder que tienen las mujeres dentro del poder judicial? ¿Cuál es el poder que pretenden las mujeres dentro del poder judicial?
La mujer juez ejerce su función en igualdad de condiciones que el hombre, y desde que existen los concursos públicos para acceder a la función, el número de mujeres se amplió notablemente, como funcionarias, juezas y camaristas. Hoy contamos con una mujer presidenta de la Asociación de la Magistratura en la Provincia, que dejó de ser Asociación de Magistrados y Funcionarios para tener ese otro nombre, lo que habla de nuestro posicionamiento. Sin embargo, esa situación no existe en las Cortes provinciales ni en la Corte Suprema de la Nación, puestos en los que constitucionalmente sigue habiendo elección del candidato desde el Poder Ejecutivo, por lo que es una meta lograr por ser una época de transición hacia la igualdad real, que se aseguren condiciones de paridad e idoneidad en el acceso a esos puestos. Y remarco, "paridad e idoneidad", ambas .

En relación a la pregunta anterior, se suele decir -desde agrupaciones feministas- que tenemos una justicia "patriarcal"¿Cuál es tu opinión como Jueza?
Formo parte de la Red de Mujeres para la Justicia, integro su comisión directiva. La existencia de organizaciones que luchan por la igualdad de la mujer y el respeto de sus derechos incluso dentro de la justicia, indica que sigue habiendo mucho trabajo por hacer en ese sentido que se relaciona con el cambio cultural y con ello, del tal nombrado "patriarcado". Quienes integramos el Poder Judicial somos parte de una sociedad que evoluciona en materia de derechos humanos, pero todavía nos queda un camino de aprendizaje y superación.