Varisco pierde la intendencia



Pablo Mori-. Aunque logró acortar la distancia, el actual intendente de la capital provincial, pierde por unos diez puntos, ya irremontables. Aunque aún Sergio Varisco no reconoció la derrota, el vicegobernador Adán Bahl festejó su triunfo en Paraná.
Con el 76% de las mesas escrutadas, Adán Bahl obtenía un 45% frente a un 35% de su rival, el actual intendente de Paraná, Sergio Varisco, que militó fuertemente el corte de boleta.
Arrastrado por la mochila de Macri y Benedetti, además de sus problemas personales y judiciales, el intendente hizo una elección digna, pero perdió por una diferencia considerable.
El peronismo volverá a gobernar la capital entrerriana
Desde que se inauguró la reelección de los intendentes, todos los postulantes fracasaron. José Luis Halle, que saltó del kirchnerismo a una alianza con el PRO y luego volvió a hacerse K, fue el primero en perder una elección para la reelección en Paraná. Luego, le pasó lo mismo a Blanca Osuna, que fue ampliamente derrotada por el actual intendente, quien ahora es el tercero en probar la amarga medicina de una ciudad que pareciera rechazar las reelecciones sucesivas, no así las reelecciones, dado que el propio Varisco fue dos veces intendente (su padre también) y en el peronismo, Julio Solanas también.

Varisco consiguió en parte el corte de boleta de los paranaenses, pero no alcanzó. Con un escenario adverso, fue derrotado con contundencia por 10 puntos por Adán Bahl, que salió pronto a mostrarse ganador mientras desde la intendencia pedían paciencia. Pero la tendencia es irremontable.