Sarubi, ese raro radical



Eduardo M Romero-. El pasado domingo fue reelecto en La Paz para un nuevo periodo como intendente, el actual intendente Bruno Sarubi con el triunfo sobre Leonardo Fonseca, del frente Creer, por una diferencia de 1.252 según se publica en la página del gobierno de Entre Ríos  y a la luz de los antecedentes históricos en la ciudad de La Paz este nuevo triunfo hace de Sarubi un raro radical.



Lo primero a considerar es que en estos últimos tiempos, al menos desde el regreso a la democracia en 1983, es decir hace ya 36 años, entre los radicales Pichón Lamboglia repitió períodos como intendente ya que lo había sido con anterioridad a los golpes militares, luego de Pichón Lamboglia el radical Joaquín Orue fue consagrado a intendente en una elección que culminó con el escrutinio ante la Secretaria Electoral y con una mínima diferencia.
Todos los demás periodos fueron para intendentes Justicialistas y los radicales no pudieron obtener el candidato con el carisma necesario para derrotar al Justicialismo.
Por qué indico que Bruno Sarubi es un raro radical, en realidad es por la impronta de triunfos que de forma seguida impuso en la alicaída UCR de nuestra ciudad.

En primer término recordemos que Sarubi desde la Juventud Radical consiguió imponer su nombre para integrar entre los primeros lugares la lista de Concejales para el periodo 2011, lo cual en esa oportunidad fue leído como un triunfo de Sarubi en la integración de listas de Concejales que anteriormente se disponían a dedo por las autoridades partidarias.
Luego ya más cerca de la contienda electoral del 2015 Sarubi se postula a presidir la UCR debiendo para ello sortear una interna de la que resultó ganador, transformándose en la máxima autoridad del Comité La Paz.
Agotada la interna partidaria y habiéndose configurado Cambiemos del cual la UCR era integrante, se postula como candidato radical para la Alianza Cambiemos ante lo cual debe sortear una nueva interna en las PASO enfrentándose a otro candidato sostenido incluso por algunos radicales y de la misma volvió a resultar triunfante Sarubi.
Llegamos a las generales para el 2015 donde el candidato de Cambiemos para intendente ya era Bruno Sarubi y de estas elecciones generales el resultado lo favorece transformándolo en el intendente de La Paz para el 2015.
Las elecciones de medio término del 2017, que son las más difíciles para un intendente habida cuenta que están en juego solo candidaturas a diputados y senadores nacionales y los resultados son por Sección Departamental, pero terminó con el triunfo de Cambiemos en el Departamento por solo 500 votos, con lo que nuevamente Sarubi acumula una victoria.
Ya más recientemente en las PASO de Abril logró imponerse a la fórmula de Rossi Audisio, dentro de Cambiemos por la abrumadora diferencia de 7.731 a 1.714, desplazando a sus contendientes incluso de la minoría.
Y el pasado 9 de Junio se impuso en las generales por una diferencia de 1.252 votos resultando reelecto para un nuevo período.

Este desarrollo de éxitos electorales no se observaba en un candidato radical desde Pichón Lamboglia que por cierto estuvo ausente la aparición de un liderazgo similar estos largos 36 años pero existen otras notas que dan cuenta de lo raro del Radical Sarubi.

Gana dentro del Radicalismo a pesar de tener sus opositores y gana las generales contra el PJ si bien debemos reconocer que en el 2015 el PJ fue dividido porque la interna dejo fuertes resentimientos, no es menos cierto que en el pasado 9 de Junio el PJ con su frente CEER fue unido y con la militancia de todos los candidatos que perdieron las PASO juntos a Leonardo Fonseca, que además se destaca como un joven, con militancia, participación en gobierno anteriores, se lo indica como muy buena persona, y además posee un discurso joven, apasionado por la ciudad y alejado de la vieja estructura del PJ en la que muchos independientes descreen; esto significa que Sarubi enfrentó y ganó teniendo enfrente no solo al PJ unido y sólido sino que además competía con el mejor de los candidatos y además también un joven como él; y sin embargo logró triunfar.

Tampoco debemos olvidar que el también reelecto Gobernador Bordet tiene una fuerte aceptación entre los sectores independientes y que vino a la ciudad a sostener la candidatura de Fonseca e incluso a pedir que la gente vote por él; mientras que nadie de la Provincia o la Nación vino a sostener o acompañar el voto de Sarubi y a pesar de ello terminó reelecto.

Como otro dato más los Peronistas indican que hubo traidores entre los suyos, pero debemos recordar que también Sarubi tuvo traidores entre los suyos y que las PASO dejaron muy divididas la aguas en Cambiemos y en el Radicalismo; solo para comprender estos temores si uno suma el total de votos de los tres candidatos del PJ en las PASO obtuvieron 5.644 votos si se le suma lo que obtuvo la lista 502A de Cambiemos (1.714 votos) el PJ tendría 7.358 votos y obtuvo 7.476; pero, siempre hay un pero, también es bueno recordar que en las GENERALES del 9 de Junio votaron 1.100 personas más que en las PASO de Abril. Estos números son solo para demostrar que todos pueden ver traidores y todos pueden ver fantasmas.

Todo esto hace de Sarubi un raro radical pero es bueno recordar que antes los raros eran los Peronistas y que todo cambia y la gente es la dueña de los votos y que hoy puede elegir uno y mañana otro: es bueno que los dirigentes lo sepan y que recapaciten sobre ello.