La izquierda otra vez apunta al fracaso



Joakito-. A pesar, de que a nivel nacional la izquierda logró un acuerdo al que no se llegaba desde la década del `80, en Entre Ríos con el MST -único partido con personería en la provincia- cerraron listas con candidatos de esta fuerza política.
La izquierda entrerriana a pesar de que en las elecciones para cargos provinciales, demostró inteligencia, al llevar en los cargos expectantes a personas que no son de su partido y vinculados al movimiento universitario y al de mujeres, se encamina inexorablemente a un nuevo fracaso.
La desicion de que sean los dirigentes del MST -Luis Meiners y Nadia Burgos- quienes encabecen las listas, muestra la poca capacidad de construcción política que posee la izquierda en Entre Ríos y la nula apertura hacia otras expresiones que no sean la de la propia "secta".
A nivel nacional, la apertura hacia otros partidos y expresiones de izquierda del FIT (integrado por el Partido Obrero, Partido Socialista, Izquierda Socialista, y Convergencia Socialista) llevó a que el MST que se incorpora al frente encabece la lista de diputados en Capital Federal y ocupe primeros lugares en la de provincia de Buenos Aires, una situación sensata, si se tiene en cuenta que debió resignar su candidatura a presidente. Sin embargo, a pesar de que este nuevo frente le permite presentar lista en todos los distritos provinciales, a la hora del cierre de lista, una vez mas, primó el sectarismo partidario por encima de la construcción de un verdadero frente que le permita aunque sea, instalar una agenda propia -no hablo de ganar una banca ya que es casi imposible si se tiene en cuenta la alta polarización existente en Entre Ríos.
No es nada personal contra Meiners y Burgos, pero vale destacar que podrían haber hecho mas ejercicio de la unidad y esforzarse en integrar a la lista a militantes de las otras fuerzas políticas, o por lo menos, algún candidato o candidata que provenga de los diferentes espacios que en este año se han movilizado (docentes, movimiento de mujeres, universitarios, trabajadores de empresas recuperadas como Coceramic -por ejemplo)
Si el MST realmente quisiera hacer mella al bipartidismo que expresan "los candidatos del FMI" como les gusta decir debería haber tomado la experiencia de la unidad de la izquierda a nivel nacional y salir a buscar candidatos entre el resto de las fuerzas opositoras. Se me ocurre, por ejemplo, que Alejandra Gervazoni (que fue candidata a Viceintendente del Partido Socialista, y opositora a la lista Celeste de AGMER), Cesar Baudino (dirigente de AGMER y CTA),varios de los delegados de ATE que son oposición en el gremio Daniel Verseñasi (militante ambientalista que tomó gran protagonismo este año debido a la lucha contra las fumigaciones) o alguno de los integrantes de la Asamblea Canabbica podrían ser algunas de las variantes.
Sin embargo, el MST en un plenario en el que solo participaron militantes de su espacio decidió "democráticamente" que los candidatos sean los mismos de siempre: Meiners y Burgos. Otra vez, el fracaso.
Si realmente a la izquierda de Entre Ríos -en este caso el MST- le interesaría realmente una construcción alternativa debería en vez de realizar un "autobombo" haber militado una convocatoria mas amplia a algún plenario para debatir programa e iniciativas de acción política. Es lo que se llama en la izquierda, la construcción de método de frente único para poder colocar a la izquierda como alternativa de poder.

Nosotros leemos ésto: