Juicio por jurados: ¿Estamos preparados?


Joakito-. Tomemos los casos mas resonantes que han ocurrido en Entre Ríos y la reacción que han tenido determinados sectores para evaluar mas a fondo, si realmente es posible aplicar los juicios por jurados. ¿Democratización de la justicia o avance del fascismo punitivo?
Lo primer discusión que hay que establecer es en cuanto a si mas de 120 años de redactada la Constitución  Nacional que estableció los juicios por jurados, la ciudadanía ha aprendido realmente a posicionarse respecto a la búsqueda de la verdad, y sobre todo en cuanto a poder sentarse cerca de la persona acusada (de homicidio, por ejemplo) y hacerle saber que votará para que vaya preso. Cualquier profesional del derecho sabe que existe una gran dificultad que afrontar con los testigos -por ejemplo- que no quieren aprestar declaración, aún sobre circunstancias no directamente cargosas para quien se acusa por miedo, por lo que es fácil pensar entonces, cual será el posicionamiento anímico al tiempo de votar de los jurados. De hecho, según una encuesta realizada sobre el funcionamiento del juicio por jurados en la provincia de Buenos Aires se conocen casos en que ciertos participantes estaban asustados al tiempo de ir a dar el veredicto cuando agrupaciones feministas habían presionado con cánticos en defensa de la imputada, a pesar de que declaraban la no culpabilidad del homicidio por el que había sido acusada (la condena fue por lesiones gravísimas); otros que han llorado al desagotar la tensión una vez terminado el juicio; y presidentes que no se atrevían a leer el veredicto. Pero el problema se hace más evidente cuando los jurados son de la misma ciudad o del mismo barrio que el acusado.
Otro de los puntos para evaluar, es la influencia de los medios de comunicación o el entorno sobre los jurados. Basta citar como se reaccionó ante el Juri de Enjuiciamiento que se le realizó al Juez Carlos Rossi por haber liberado a quien luego asesinó a Micaela García. A uno puede no gustarle, pero es indudable que el juez, actuó de acuerdo a lo que dicta la ley(no es un dato menor que los votos a favor de la destitución provinieron de los integrantes pertenecientes al poder político)
El caso más paradigmático, en cuanto al juicio por jurados, que ocupó varias semanas las portadas de casi todos los medios nacionales de comunicación y a quien la ministra de seguridad avalaba fue el del carnicero Oyarsún que persiguió y mato a una persona que quiso robarle. El caso llego a juicio por jurado y este lo absolvió por considerar que actuaba en "legitima defensa".
No hay nada mas alejado de la democracia que la "justicia por mano propia" es muy poco  democrático someter a la víctima o al imputado al veredicto de un juicio por jurados. Por el contrario, se parece mucho más a una dictadura porque quienes deciden sobre la vida o la libertad de alguien, no necesitan argumentar por qué lo hacen.
Sobre esto último, varios jueces se han manifestado en contra. Al respecto el juez de la localidad Azul, en la provincia de Buenos Aires, sostiene que "la carga pública no dota a la persona de un saber específico en la materia, y es prácticamente imposible que no se cometan arbitrariedades y que es inadmisible la potestad de gente no capacitada, no preparada, y mínimamente evaluada después de un sorteo, para decidir en una causa".
A todo esto hay que sumar el poder que ejercen los medios de comunicación y las redes sociales ya que desde estos espacios se condena o se absuelve a alguien según el rating, o en el mejor de los casos creyendo que interpretan el clamor popular.
Si el anuncio de Bordet se realiza con la intención de cumplir con el clamor popular de que exista una mayor celeridad en la justicia, tendría que pensar que con los juicios por jurados no se aceleran los trámites sino que por el contrario se vuelve mas lento, por el tiempo de selección de los jurados que conlleva. Si lo que se busca es la participación ciudadana  esta ya está garantizada desde con la oralidad y con  la publicidad de los juicios.
Para lograr una mejor justicia no hace falta recurrir al sentido común, sino que se trata de aportar mas sentido jurídico y si no sos abogado, no estás capacitado para hacerlo. Si lo que se podría discutir abiertamente para una verdadera "democratización" de la justicia es la elección de los jueces y de los integrantes del Ministerio Público Fiscal, mediante elecciones populares, como lo intentó en su momento la ex presidenta Cristina Fernandez.


Nosotros leemos ésto: