A los lectores:

El proyecto de Juicio Por Jurados presentado por el gobierno provincial, nos parece de suma importancia. Aunque la línea editorial -antes de que se presentara el proyecto, incluso- era, a grandes rasgos, a favor, estamos tratando de reflejar todas las opiniones en torno a un tema complejo pero que hace a la vida de las personas comunes y corrientes.
Para tal efecto, vamos a abrir el debate a los ciudadanos que, sin ser necesariamente expertos en el tema, quieran opinar.
El único requisito es que las opiniones estén fundadas, firmadas y den por descontado que alguien puede confrontarlas o tener derecho a réplica.
Los artículos de opinión deben enviarse a la dirección de mail de Noticias Entre Ríos y serán publicados, de ser aprobados, en cuanto corresponda de acuerdo a la edición de cada día.
Muchas gracias por leernos.


¿Y los 2.000 millones dónde están?



Francisco Faure-Dumont-. A propósito de los hechos que vienen ocurriendo en el microclima formado por el ambiente político, periodístico y judicial.



Han pasado varios meses en los que se ha venido investigando un tema que prometía llevarse puesto el financiamiento político en Entre Ríos, que prometía incomodar al poder real de la región. Lejos de las estridencias del inicio de la causa, hoy no hay ningún político de fuste imputado y la hipótesis de la fiscalía no apunta a ningún representante elegido popularmente.

Parecen haber sido tiempos de campaña, con sus siempre incumplidas promesas, aquellos donde la fiscalía le apuntaba al “monstruo al que solo se le veían los pies”. Por el contrario, hoy entre todos los imputados no hay ninguno que ostente un nivel de vida lujoso. Aun así, se sigue en la obstinada tarea de afirmar que los imputados tienen -en algún lugar escondidos- unos $2.000.000.000 (dos mil millones de pesos).
Para poner en contexto, con una cifra similar se puede solventar por mas de un año al municipio de Concordia pagando absolutamente todos sus gastos. Cabe aclarar aquí, que la cifra fue calculada sin ninguna pericia contable y los acusadores utilizaron el método de estimación de los cinco dedos oscilantes.

Siguen existiendo interrogantes sin resolver en esta investigación y parece muy difícil que la elevación a juicio se haga en estos términos. Uno de los insólitos datos: lo que se investigan son contratos pero se decidió imputar solo a algunos locadores firmantes y a ninguna de las autoridades de la Legislatura que dictaban los actos administrativos que le otorgaban legalidad a dichos contratos. Para ser mas claros, a algunos se le tuvo lástima y a otros miedo…Dentro de la documentación de la causa, se encuentran contratos firmados por el senador Ballestena y por Diputados oficialistas, pero aun así, su teoría del caso no se modifica.

Otro dato que surge del análisis de las pruebas es que solo se apuntó a un grupo de contratados, pese a que de la documentación que aportó el Banco de Entre Ríos surgieron al menos cinco casos de iguales características al investigado; otra vez, nadie se interesó en eso.

Lejos de acabar con la discrecionalidad en la contratación de obra de los legisladores entrerrianos, la causa solo contribuyó a que se tenga un poco mas de cuidado a la hora de los prestanombres. Pero eso si, los hijos, hermanos, novias o amantes de jueces, políticos y periodistas siguen teniendo asegurada su cuota de dineros públicos.

La encrucijada aun no llegó a su fin, aunque todo parece indicar que la impunidad de los intocables se hará otra vez presente en los tribunales de nuestra Provincia. Lejos de voltear el gigante monstruo, al que le apuntó la fiscalía, parecen haber disciplinado pequeños engranajes, que visto de lejos solo parecen moscas.