La resistencia antidictatorial




Fernando Adrián Zapata-.



En Salta y en Jujuy,al Noroeste,
mataron a empleados,en la selva;
y,en La Rioja,en Tucumán,la muerte
llegó,a los campesinos,por la fuerza.
En Cuyo,en tanto oasis de vendimias,
flor de la gesta emancipadora,
también,persecuciones e ignominia,
cegaron a las fuerzas luchadoras.
La Córdoba,turgente y valerosa,
hirvió,de ímpetus,en mil combates;
su ubicación central fue generosa
al propagar refuerzos populares.
El Litoral brindó fervientes héroes
con alma fraternal y autonomista;
La Cuna del Federalismo extiende
sus brazos y sus puños altruístas.
La Patagonia padeció masacres
en Santa Cruz,Chubut,también Neuquén;
un gélido sufrir fue escrito en sangre:
Ushuaia,Las Malvinas y Treléw.
En Buenos Aires,hubo esos reclamos
de industrias,casas,fábricas y rutas
que,en todo el Interior,los explotados
de antaño,alzaron,...contra bala y fusta.
Y,en todas las provincias de Argentina,
en cada pueblo,en campos y en barriadas,
la clase obrera,aún hoy,en mayorías,
¡prepara,aún,un triunfo:una esperanza!
La clase obrera empuña esas ideas,
¡pues su alma es democrática y plural!
La clase obrera es justa y da pelea:
¡es resistencia antidictatorial!!!