El rock, la política y los jóvenes



Joakito-. Durante el último fin de semana de abril, con un gran despliegue y excelente convocatoria se realizó la tercera edición del Festival "Vamos las Bandas", organizado por la Subsecretaria de la Juventud de la Municipalidad de Paraná
La iniciativa de hacerle un lugar a las bandas de Paraná surgió hace mas de tres años, y luego de hacerla en un escenario menor sobre la costanera a la altura del Balneario Municipal, con buen tino, los organizadores decidieron "poner toda la carne al asador" y realizarlo en la rotonda del puerto, en el mismo lugar donde se vienen realizando los eventos de carácter masivo, como lo son la Fiesta Nacional del Mate o la Feria "Sabores del Litoral".
En Paraná son muchísimas las bandas que surgen año tras año, sin embargo, la escasez de lugares que estén en condiciones para que puedan mostrarse no abundan, en este sentido, es loable como política pública que se fomenten estos espacios, con entrada libre y gratuita, al aire libre y sin ningún costo para que las bandas que están intentando surgir puedan mostrarse.
Muchas veces, como consecuencia de la falta de espacios o de iniciativas -ya sean públicas o privadas- que lo fomenten, los músicos se auto organizan generando “tocadas” o  conciertos que se terminan convirtiendo en actos de toma de los espacios públicos y las calles, y en algunos casos se vuelven una manifestación política.
Con casi 20 bandas de la ciudad de Paraná, entre las que se destacó por lo emotivo y porque el escenario lleva el nombre de su ex cantante "Acólitos Anónimos", Paraná, pudo demostrar al igual que lo hacen muchas ciudades del país que la música puede ser convocante y lugar de encuentro, no solo de los que viven en la ciudad sino también de los alrededores: mucho público de la vecina provincia de Santa Fé se acercó al Parque Urquiza para escuchar a las bandas masivas de proyección nacional como Carajo, El Bordo o Estelares. 
Esta iniciativa, que en su momento fue realizada solo por el municipio, en esta tercera edición con la intención de poder difundir la mayor cantidad y variedad de bandas locales, se sumaron organizaciones vinculadas al quehacer rockero y metalero de Paraná  Lumberjack Cerveza, Aires De Rock, Cima Entre Ríos, OmegA Prod y El Aguante Under Metal Rock, quienes a principio de año abrieron la convocatoria y  estudiaron cientos de propuestas locales y regionales, de las cuales 17 fueron las elegidas para actuar en el escenario mayor. 
Si bien, las políticas públicas para la juventud no debería quedar solamente en la música, el festival "Vamos la Banda" es una muy buena iniciativa para intentar romper los paradigmas visibles hasta el momento en el estado. Históricamente las políticas públicas de juventud han sido ejercidas desde un enfoque adulto y absolutamente vertical, logrando muy poca empatía por parte de los jóvenes, y sin un impacto real en la juventud.¿Porque? Porque han abordado a la juventud simplemente como una etapa biológica caracterizada por la transición e inmadurez, y como una etapa donde no sé sabe  acerca de la “realidad”. Esto ha hecho que la mayoría de la dirigencia política crea que los jóvenes necesitan políticas para guiarlos, para enseñarles a resolver problemas, poniéndose ellos -en cuanto adultos- como los que entienden sus problemas y por lo tanto quienes deben elaborar las políticas públicas. 
Si nos reducimos a lo estrictamente cultural, este evento, ubica a Paraná como un nuevo destino en cuanto a actividades de carácter cultural convocante: ya no se trata solamente de la Fiesta del Mate, sino que de ahora en más -debido no solo a la masividad del evento, sino también a la mega estructura puesta en juego (escenario, pantallas gigantes, iluminación) va a ser difícil que las próximas gestiones municipales sean del signo político que sean, dejen de hacerlo. Ojala quedé como una política pública más -tal como pasó con la Feria del Libro de Paraná- que pueda trascender a los intendentes de turno.