Primer Centro de Salud Mental para Jóvenes de Entre Ríos




Irene Ríos-. Entre Ríos avanza en la lucha contra las adicciones y esta vez lo hace construyendo un Centro de Salud Mental especializado en jóvenes.

Según la Organización Mundial de la Salud los problemas de salud mental –en particular, la depresión–, constituyen la principal causa de morbilidad en los jóvenes.
La construcción de este nuevo centro de salud mental es de un carácter muy importante debido a que al tratar los padecimientos en la salud mental de los jóvenes se ayuda a prevenir el consumo de alcohol, de tabaco y de sustancias ilícitas. Pero también aportan a la prevención del  embarazo adolescente, el abandono escolar y la asunción de conductas delictivas.

El Centro de Salud Mental de Abordaje Integral de Adolescentes es el primero en su tipo en la provincia y su construcción se decidió luego de la adhesión del gobierno de Entre Ríos a la ley Nacional de Salud Mental 26.657. Según el gobierno, la expectativa es que el centro de respuesta a una demanda insatisfecha como es el abordaje interdisciplinario integral en salud mental en la franja etaria entre 14 y 18 años en problemáticas prevalentes como el consumo de sustancias, suicidios, depresión, psicosis, trastornos de ansiedad y conducta, que se presentan cada vez a edades más tempranas.
Esta obra es de suma importancia si se toma en cuenta que los padecimientos en la salud mental, como lo es por ejemplo, la depresión, se encuentran entre las primeras causas que generan morbilidad entre los jóvenes -siguiéndole el suicidio- de acuerdo a datos elaborados por la Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH según sus siglas en inglés).

Mientras que desde el gobierno nacional se llevan políticas de ajuste y de recorte, sobre todo en áreas tan sensibles como la salud, desde la provincia suman obras que hacen a la prevención y al cuidado de los jóvenes.

Es necesario que esta inversión se vincule con otros programas que den a conocer a los adolescentes y a los adultos jóvenes cómo cuidar su salud mental y que ayuden a sus compañeros, padres y maestros a saber cómo prestar apoyo a sus amigos, hijos y alumnos.

Al recorrer las obras, que cuentan con un avance del 70%, el Gobernador Bordet señaló que este centro "va a permitir generar acciones terapéuticas en jóvenes con distintos niveles de complejidad. Es algo que realmente necesitaba la provincia para poder tener una política clara y definida en este sentido. Brindará un abordaje integral destinado a los jóvenes con distintos grados de complejidad con todo lo que se requiere, desde lo psicológico, desde lo educativo, desde la contención terapéutica".  El centro en cuestión, según informaron las autoridades sanitarias, cuenta con dos propuestas asistenciales, "por un lado el abordaje ambulatorio con consultorios de psicología, psiquiatría, trabajo social, terapia ocupacional y acompañamiento terapéutico para abordajes individuales y grupales interdisciplinarios de salud mental. Por el otro, dispone de seis habitaciones compartidas con cuatro camas, baño privado, sector para compartir, área de cocina y comedor dispuestos para alojar a los jóvenes que se encuentren con dificultades en la contención socio familiar o que por su cuadro requieran de un espacio físico para que puedan vivir durante un tiempo y entrenen sus habilidades de autonomía".

Si bien esta obra es un aporte valiosísimo, es necesario por otra parte, si se quiere lograr una prevención y asistencia eficaces, que exista una mayor conciencia pública sobre los problemas de salud mental y un respaldo social general a los jóvenes.
La salvaguarda de la salud mental del adolescente comienza con sus padres, con sus familias, la escuela y con la comunidad en general. Si se educa en materia de salud mental es posible ayudar a que niños y jóvenes aumenten sus capacidades sociales, mejoren su aptitud para resolver problemas y ganen seguridad en sí mismos, lo que a su vez puede aliviar los problemas de salud mental y evitar comportamientos arriesgados y violentos.
También es necesario poder animar a los propios niños y jóvenes a que participen en los debates y la elaboración de políticas públicas sobre la salud mental.

Nosotros leemos ésto: