Una CONADEP de la Deuda Externa



Ezequiel Bauman-. ¿Reconocerá el próximo gobierno surgido de las urnas la legalidad de la deuda externa?



El macrismo llevó la economía a un precipicio y solo apuesta a que caiga después que pasen las elecciones. Para eso, entregó llave en mano el país al Fondo Monetario Internacional.
La crueldad para enriquecerse que tiene nuestra clase empresarial/política está a la vista. Más pobres, más gente sintiendo hambre, mientras los empresarios amigos de los funcionarios del gobierno o sus parientes, se enriquecen en un proceso vertiginoso, nunca visto en la historia democrática argentina y nunca visto en el mundo por el endeudamiento récord y la hipoteca que dejan a las próximas generaciones durante un siglo.

Por la impericia y la deshonestidad estructural del PRO hoy ya resulta imposible dialogar sensatamente con gente que tiene tanta mala fe. Es un ejercicio inútil, más en un país sin Estado de Derecho ni instituciones republicanas, donde los espías roban y extorsionan empresarios para darles las empresas por monedas a los funcionarios públicos. Para ello, utilizan todas las herramientas estatales, desde la policía y la Justicia, hasta la AFIP y la SIDE. No obstante, también tienen patotas periodísticas que viven de prebendas estatales, como el Grupo Clarín, y patotas parapoliciales para amedrentar, inventar causas judiciales, secuestrar gente y amenazarles su familia. Por si estos métodos "capitalistas de sana competencia" no fueran suficientes, las distintas mafias del PRO, tanto las que responden a Vidal como las que responden a Macri, terminan a los tiros en plena calle con un narcomisario muerto y dos dealer policías de Macri heridos de bala: están descontrolados porque se vienen las elecciones y las pierden. Mientras tanto, el desastre social, económico y la rapiña incalculable, tendrán que ser legales, de acuerdo a decretos del FMI y de las calificadoras de deuda.

El problema es si el próximo gobierno avalará la legalidad de este saqueo. Como hizo Raúl Alfonsín en 1983 con la oprobiosa deuda externa del Proceso. Que es el origen de todas nuestras calamidades. Pero Alfonsín tuvo la valentía de juzgar a las criminales juntas militares. ¿Tendrá el próximo gobierno la valentía de hacer una CONADEP de la deuda externa heredada del macrismo?
¿Reconocerá el próximo gobierno surgido de las urnas la legalidad de la deuda externa?

Sin la quita de la deuda externa que hizo el doctor Néstor Kirchner junto a su ministro de economía, Roberto Lavagna y el desendeudamiento con el FMI, esta fiesta de los ricos del macrismo no hubiera sido posible. Tampoco el crecimiento a tasas chinas, el pleno empleo y la baja de la pobreza.
Sino se discute seriamente la legalidad de la deuda externa que será parte de la pesada herencia que deje este nefasto gobierno, será imposible abordar la tragedia social que es urgente y debería ser el primer ítem a atender por el próximo gobierno que surja de las urnas.

Nosotros leemos ésto: