El trigo recupera valor en el mercado doméstico


 Desiré Sigaudo y Emilce Terré-. A diferencia del maíz y la soja, el valor ofrecido por el cereal de invierno se incrementó esta semana en el mercado local incluso valuado en dólares, de la mano de la suba externa de precios y con el soporte que le da un ajustado balance de oferta y demanda para la campaña actual. En Chicago, los futuros del cereal encuentran apoyo en los temores sobre una demora en la siembra de primavera y la reactivación de la demanda externa.




Los valores del trigo recobraron fuerza en el mercado local durante la semana, a contramano del resto de los productos negociados en el recinto. Si bien en general las cotizaciones aumentaron en pesos la última semana (de jueves a jueves), producto la valorización de la divisa norteamericana el valor en dólares de la mayoría de los cultivos retrocedió en este período con la excepción del trigo. Así, el precio Cámara para el cereal de invierno cerró el jueves a $ 7.650/t o US$ 176,1/t), $ 650/t o US$ 4,8/t por encima del jueves pasado.



La suba de precios se sostiene, principalmente, en la fortaleza de la demanda en relación a la oferta disponible en la campaña actual. Del lado del consumo externo, si bien se espera que los despachos de marzo caigan por debajo de los despachos del tercer mes del año pasado, los embarques de diciembre y enero alcanzaron récords históricos y los de febrero se ubican muy cerca de tales máximos. Según datos oficiales, el complejo triguero argentino habría exportado entre diciembre y enero cerca de 5 millones de toneladas de grano y subproductos, medio millón de toneladas por encima del año anterior y un 55% más que el promedio de los últimos tres años para el mismo bimestre. Las exportaciones por 1,6 Mt recientemente publicadas para el mes de febrero, en tanto, se encuentran 200.000 toneladas por debajo de febrero 2018 y 100.000 toneladas por debajo del promedio de los últimos tres años. De los embarques programados para el mes de marzo según surge de información provista por NABSA pueden estimarse que las exportaciones del complejo estarán en torno al millón de toneladas, aproximadamente 700.000 toneladas menos que el año anterior y 500.000 abajo del promedio.

No obstante esta previsible desaceleración de los despachos del complejo trigo, el acumulado de la campaña 2018/19 hasta el mes de marzo resultaría el segundo más alto de la historia, con 7,6 Mt, apenas por debajo de los 7,9 Mt despachados entre diciembre 2017 y marzo 2018.



En relación al mercado internacional, los valores del trigo negociados en el mercado de Chicago se mantuvieron notablemente más estables que los del maíz y la soja. El cereal comenzó la semana firme y se mantuvo hasta el día jueves donde ajuntó a la baja, perdiendo US$ 1,84/t en la semana. A pesar del retroceso, éste continúa siendo bastante menor a la caída del maíz y la soja, que transitaron las últimas sesiones con clara tendencia bajista, cediendo punta a punta en la semana, US$ 2,26/t y US$ 6,5/t, respectivamente, para los contratos que vencen en el mes de mayo. La firmeza del cereal en valores máximos en un mes se explica por la amenaza del clima sobre las próximas siembras de primavera y por la reactivación del mercado de exportación para el cereal norteamericano.

Luego de un invierno con fases de temperaturas extremas producto de una ola polar que afectó al norte del continente americano, la nieve en algunas regiones aún no se retira. Esta es la realidad del estado de Dakota del Norte, en el extremo superior del Medio Oeste estadounidense, limitando al norte con Canadá. Dakota del Norte es el principal estado productor de trigo duro rojo de primavera (HRS) del país, originando la mitad del cereal de este tipo en Estados Unidos.

El trigo rojo duro de primavera, a su vez, representa alrededor de un tercio de la producción del cereal en Estados Unidos y se destina principalmente a la molienda, ya que por su alto contenido proteico resulta ideal para la panificación de calidad.

Los productores de North Dakota suelen comenzar la siembra del trigo duro rojo de primavera en el mes de abril, aunque debido a la importante cobertura de nieve sobre las planicies del estado y el congelamiento del suelo que en algunas regiones llega hasta 1,5 mts de profundidad, esta campaña la siembra se retrasará. La capa de espesa y pesada nieve asentada sobre los campos del estado, que va de 0,30 a 1,5 mts, se suma a los contratiempos climáticos que enfrenta el Medio Oeste en la salida del invierno, incluyendo abundantes lluvias, veloz derretimiento de la nieve en algunas áreas, suba y desborde de ríos e importantes inundaciones. Si bien, el trigo duro rojo de primavera puede sembrarse en la segunda mitad de abril y aun así obtener buenos rindes, los farmers prefieren plantarlo antes para evitar los daños que un verano duro podría causarle al cultivo. National Weather Service advierte sobre el importante riesgo de inundaciones en la cuenca del Río Rojo, en el este del estado, a partir del derretimiento de la nieve esta primavera.

Respecto de las exportaciones de trigo estadounidense, tomando como referencia las inspecciones semanales del USDA, éstas se encuentran por debajo del volumen exportado la campaña pasada a la misma fecha. Desde el inicio del ciclo comercial de trigo en Estados Unidos el 1 de junio hasta el 21 de marzo, las inspecciones del Departamento de Agricultura totalizaron 18,3 millones de toneladas, por debajo de las 19,5 Mt registradas a igual fecha en 2018.

Según datos del USDA, las exportaciones de trigo duro rojo de invierno (HRW) estadounidense vienen notablemente por detrás de las exportaciones en 2018, y muy por debajo del promedio de los últimos 5 años. El débil ritmo de despachos del cereal originado en Estados Unidos, que fue desplazado por la abundante y competitiva oferta de trigo del Mar Negro, es un importante factor bajista en el mercado de referencia de Chicago.



Sin embargo, el día martes Estados Unidos colocó 120.000 toneladas de trigo en una licitación del comprador estatal de Egipto, GASC, dotando de fortaleza al mercado del cereal. Otra noticia alentadora para el mercado exportador es la apertura de una nueva licitación por parte de Etiopía de 600.000 toneladas de trigo para molienda. Con esta licitación, el país de África oriental incrementa su programa de compras del cereal a 1 millón de toneladas.

La operatoria de la semana se desarrolló con la atención puesta en dos reportes claves que publicó el USDA este viernes, el primero con las estimaciones de stocks en EEUU al 1 de marzo, y el segundo con las proyecciones de siembra en EEUU 2019. Los stocks trimestrales de trigo quedaron 1 Mt por encima de lo esperado por el mercado, en 43,3 Mt, un 6% más que en igual período de la campaña previa. Las estimaciones de siembra del cereal (incluidas todas las variedades), por su parte, se ubicaron en 18,5 M Ha levemente por debajo de lo esperado por el mercado. Esta superficie representa una caída del 4% respecto a la campaña anterior y es la menor área cultivada de trigo desde que se tienen registros a partir de 1919. Estos datos, que superaron las expectativas de los operadores, generaron un efecto negativo en la cotización del cereal, que cae poco más de 2 dólares en el mercado de Chicago.

Por otro lado, las condiciones climáticas en la región líder en exportaciones del cereal esta última campaña, auguran una gran cosecha de trigo. En Ucrania, los niveles de humedad en el suelo con óptimos y favorecen el rendimiento del cereal; registrándose sólo algunas zonas puntuales con sequías. Los niveles de humedad favorables también están presentes en Rusia, donde luego de un invierno suave la producción de trigo estaría en niveles similares a los de la campaña anterior.