Los políticos definen su futuro laboral



Pablo Mori-. En unas aburridas elecciones en medio de la fenomenal crisis económica y la mediocridad dirigencial, los políticos de distintos partidos van definiendo su futuro laboral.


Aunque la interna de Cambiemos termine siendo un mero trámite donde se imponga el radical Atilio Benedetti en fórmula con el único intendente del PRO, Gustavo Hein, habrá internas para la intendencia en Paraná contra Varisco, lo que aumentará el potencial caudal de votos de éste último, que va por la reelección y disminuirá así las chances del peronismo. Excepto que en el peronismo haya internas competitivas para gobernador y para intendente de la capital provincial, algo que hoy parece lejano.
De esta manera, Benedetti enfrentará a Bordet, acompañado por Laura Stratta, Ministra de Acción Social y las PASO funcionarán como un termómetro de quién puede ganar las generales. Con una diferencia: no es lo mismo tener a todo el aparato comunicacional del PRO jugando contra Varisco que, luego de las PASO, jugando a su favor.
A su vez, será interesante ver lo que pase en Concordia, que, todo indica, podría ser el batacazo de Cambiemos. Se irá midiendo mientras trascurre la campaña pero sobre todo, después de las PASO. En este sentido, a Enrique Cresto le convendría tener al actual senador Ángel Ghiano como contendiente interno. Pero la pyme política de los Cresto no quiere nunca correr ningún riesgo.

En medio de ésto, la evidente apatía de la ciudadanía entrerriana es un dato que no les interesa en el microclima de la política. Más entretenidos en la carnicería para ocupar los lugares en las listas sábanas. Todo se terminará de definir el sábado a las doce de la noche.
Mientras tanto, los dos candidatos a competir por la gobernación -hay dos más, por el Partido Socialista y por el trotskismo, pero son irrelevantes- se parecen demasiado y no prometen nada distinto. Por supuesto, largada la campaña electoral comenzarán a diferenciarse verbalmente, de acuerdo a los guiones que les vayan armando los consultores políticos.
Todo indica que no se debatirán los problemas de los entrerrianos sino los problemas de los políticos.
En este sentido, Bordet será el representante del partido de los Empleados Públicos, a pesar de que le hacen marchas todos los días y Benedetti se presentará como el candidato de los empresarios rurales y los profesionales que viven del Estado. Será una disputa por quién gerencia la mayor empresa entrerriana: el Estado provincial.