Las proyecciones de la izquierda entrerriana



Joakito-.  La crisis judicial del Partido Socialista. la derechización de la UCR y luego de que Bordet le bajara el precio y decidiera a último momento acordar con sectores del kirchnerismo (que incluye al PC, el PCR, y sectores conservadores), se presenta un escenario para el crecimiento de la izquierda en estas elecciones.

Nuevamente, la izquierda en Entre Ríos, estará representada por el MST-Nueva Izquierda, que si bien se presenta solo en estas elecciones, en el armado que ha hecho queda explicitado una construcción de tipo frentista, llevando en la fórmula a referentes de sectores que tuvieron un gran protagonismo durante el 2018 como lo son el movimiento universitario y la Asamblea de Mujeres.
La única expresión de izquierda que se presenta en Entre Ríos, no solo se va a presentar a la gobernación, sino que también presentará listas en Nogoyá - de donde es oriunda quien encabeza la lista de diputados- Concordia, Gualeguay y en Paraná.
Si se toman como axioma las movilizaciones populares y la posibilidad de que los reclamos populares se expresen electoralmente repitiendo el fenómeno del FIT y el crecimiento de bancas en el Congreso Nacional, sin dudas, las chances de que el MST crezca y pueda ocupar una banca en la legislatura provincial o en los concejos deliberantes son más que posibles que en cualquier elección anterior, sobre todo teniendo en cuenta el arreglo que los partidos de la izquierda tradicional como el PC y el PCR hicieron con el peronismo, y los pocos nombres kirchneristas en las listas de Bordet, lo que le quita cierto perfil progresista con el que en 2015 hizo campaña el actual gobernador.
El MST llega a estas elecciones con un escenario acorde para sus planteos ya que Bordet en un vano intento de diferenciarse de Cambiemos está haciendo notar que su gobierno se caracteriza por "tener en orden las cuentas". No es muy épico que digamos...
A su vez, por primera vez el MST rompe con el tradicional esquema de cerrar listas solamente con los dirigentes partidarios, armando una propuesta mas atractiva y cediéndole a Sofía Cáceres Sforza -proveniente del socialismo en su época de de universitaria- la candidatura a intendente de la ciudad de Paraná o a Laura Naput como candidata a Vice Gobernadora acompañando al dirigente partidario Luis Meiners (Naput es extra partidaria y militante  del Sindicato de Trabajadores Universitarios).
Otro de los factores que posibilitan el crecimiento de la izquierda en estas elecciones es que Bordet haya elegido que Julio Solanas encabece su lista de diputados provinciales, que en la sesión en la Cámara  de Diputados de la Nación, donde se trató la legalización del aborto votó en contra de esa iniciativa lo cual cayó muy mal en las mujeres del espacio kirchnerista. Por el contrario, el MST lleva como candidatas a la legislatura provincial a Nadia Burgos -activista muy importante de la Asamblea de Mujeres de Paraná- y a Keili Gonzáles, activista trans de la ciudad de Nogoyá.
Por último y no por ello menos importante, al MST le favorece el hecho de que el Partido Socialista no pueda ponerse de acuerdo entre sus dirigentes y sus candidaturas estén en medio de un litigio judicial, ya que en reglas generales, el votante del Partido Socialista es alguien que no votaría ni al PJ ni a Cambiemos, y al ver que la única boleta distinta es la del MST es muy probable que se termine inclinando por esta opción.
En las últimas elecciones de medio tiempo en el 2017, el MST con Nadia Burgos encabezando la lista a diputados nacionales, obtuvo 39.192 votos, casi el 5% de los votos emitidos, habrá que ver si el escenario de polarización que se presenta entre el PJ y Cambiemos y la falta de otras opciones de izquierda o centro izquierda terminan favoreciendo al MST-Nueva Izquierda.