Vacaciones y política



Eduardo M Romero-. Quiero pensar que en todos los países durante el tiempo de vacaciones, es decir en coincidencia con la época estival, se observa una pronunciada disminución de la actividad política, económica y de gobierno entre otras propias del periodo vacacional; lo que no deja dudas es que en la Argentina esto se cumple de manera inexorable ya que hasta los piquetes y los reclamos opositores entren en una actividad manifiestamente menor y en algunos casos nula.

Siguiendo esta costumbre el Presidente se ha vuelto a tomar un periodo de vacaciones, si bien han sido varios estos periodos de descanso presidencial, en este caso su coincidencia con las vacaciones duró un término mayor que los anteriores.
Lo real es que en el periodo de vacaciones estivales las cuestiones conflictiva en la Argentina se hacen más suaves o al menos se observa una especie de calma, por sobre todo, en los reclamos.

Sin embargo a poco de analizar observaremos que la inactividad presidencial no ha traído dificultades en el manejo de las cuestiones de gobierno, al extremo que incluso la vicepresidente se ha podido tomar una vacaciones en el vecino país de Uruguay en compañía con otros legisladores e integrantes del gobierno sin que esto afecte el desenvolvimiento de las cuestiones de Estado.
Pero además hasta el valor de la divisa estadounidense nos ha dado un respiro con una significativa baja de su precio en pesos incluso cayendo por debajo del piso de la banda cambiaria establecida por el gobierno; esto ha sido tan manifiesto que para que no tener atraso cambiario el gobierno ha debido intervenir mediante la compra de divisa estadounidense e igualmente su valor, el pasado viernes, se mantuvo por debajo del piso de dicha banda cambiaria.

Como otro dato, el Riesgo País muy alto antes de las vacaciones, ha ido bajando de manera sostenida llegando a 706 unidades, lejos de las 840 que llegó a tener el fin de año pasado.

Podemos referir otros indicadores, como la lenta pero paulatina baja de interés que hoy estaría en el 58,46% lejos por cierto de los casi 70% que mostraba en las postrimerías del año pasado.-

La actividad bursátil ha repuntado, quizás menos de lo esperado, pero se observa una mejoría en la venta de acciones.

A pesar del incremento tarifario anunciado a principios de año muchos entienden que la inflación podría comenzar a desacelerarse, tampoco es el resultado que esperaba el gobierno, pero al menos podrían mostrar que se va encaminado hacia una reducción.
Lo que se sostiene a pesar de las vacaciones en la caída del consumo y la recesión industrial, todo lo cual lleva ya un proceso que excede los tres meses de caída, lo que alarma a muchos operadores económicos.

El gobierno como siempre ha puesto algunos temas de su interés en la agenda que pese a las vacaciones han tenido éxito en cuando a desviar la opinión sobre la economía hacia otras consideraciones, fortalecida por la acción del gobierno; una prueba de ello son: por una parte el avance en establecer la imputabilidad a partir de los 14 años y por otra parte plantear algunos aspectos de la reforma laboral que el año pasado fueron desestimadas.

Uno piensa ¿qué es lo que cambio para que estos aires de mejoría se manifiesten para con el gobierno? Será solo la cuestión vacacional o se trata de que muchos de quienes operan en el gobierno hoy están de vacaciones, ya que solo Marcos Peña está ejerciendo la conducción del gobierno a pesar de que esto no sea aceptado por el entorno de Macri, la realidad es que solo Peña está ejerciendo en estas vacaciones funciones propias al gobierno.

Algunos dicen que esto es una demostración de que muchos de quienes tienen responsabilidad en la acción de gobierno en lugar de beneficiar con sus acciones están perjudicando la gestión. Esto viene de la mano de la referencia “estamos con una mejor lectura porque muchos no están” y la pregunta es qué ocurrirá cuando vuelvan.



Sin dudas estas vacaciones deberán ser cortas, no podrán serlo hasta Marzo o Abril como en otros años ya que 2019 es un año electoral y que comprende la totalidad de los cargos Nacionales, Provinciales y Municipales pero además un año electoral con desdoblamientos en muchas provincias e incluso en muchos municipios, lo cual apura el calendario electoral aún más y por ende acorta el periodo vacacional que tanto nos favorece.

En el caso de provincia de Entre Ríos ya se adelantaron las elecciones provinciales y municipales. tanto que dentro de muy pocos días, el 23 de febrero, vence el plazo para la presentación de listas de precandidatos ante las juntas electorales partidarias, por lo que sin dudas ya está demostrando que son tiempos de acuerdos y negociaciones propias de cada fuerza política, lo que traerá al ruedo político muchos de los que hoy están vacacionando.

Como dijera Becquer “ ... volverán las oscuras golondrinas..” y también volverán al ruedo los políticos ávidos de posicionarse, volverán las disputas y los reclamos, volverán los miedos, en fin, acabaran las vacaciones y volverán los tiempos “normales”.