El PRO entrerriano y las elecciones



Pablo Mori-. La estrategia del PRO entrerriano y, por defecto, de Cambiemos en la provincia. Los vaivenes de Frigerio. Los modelos de Santa Fe y Córdoba como antecedentes.


El PRO va a decidir en estos días cómo será la estrategia electoral de ese partido, que en los hechos y por lo menos hasta ahora, conduce a la mayoritaria UCR entrerriana, a través de la poco sutil chequera de Rogelio Frigerio.
Es justamente éste último, al ver reducida la chequera del Ministerio del Interior y Obras Públicas por el ajuste en marcha y la paralización de la economía, quien tiene un margen de acción más acotado que antaño. Atrás quedó el Frigerio de Bronce, hoy tiene que negociar.
Como antecedente están las provincias de Córdoba y Santa Fe, que en las elecciones legislativas de 2017, no sin heridas, Frigerio logró evitar las internas en las PASO. El modelo resultó altamente exitoso, ya que se consolidó el PRO en Córdoba, rompió el Frente Progresista en Santa Fe y ganó en ambas provincias.
Como se sabe, en Entre Ríos, ganó Cambiemos de la mano de Atillio Bendetti a pesar de que no se pudieron evitar las PASO.
Para las candidaturas a gobernador, en elecciones desdobladas, en Córdoba y Santa Fe, Frigerio habilitó las internas dentro de Cambiemos. Un poco por debilidad, otro poco porque es la manera de contener la mayor amplitud posible.
¿Se repetirá el esquema de Córdoba y Santa Fe en Entre Ríos?
En todo caso, la gran pregunta es si el propio Frigerio será candidato a gobernador por Entre Ríos. Y en tal caso, si Benedetti lo enfrentará.
Hoy, cerca de Benedetti, dicen que sí. Pero tienen dudas porque los intendentes de Cambiemos acordarían con Frigerio. ¿Varisco también? Por ahora, es un incógnita, porque el intendente de Paraná quería ser candidato a gobernador pero el procesamiento por supuesto narcotráfico lo hizo retroceder y peleará por la reelección, esperando que en 2023 ese tema ya se haya aclarado.
Cerca de Varisco adjudican a Frigerio la jugada para ensuciarlo con el narcotráfico, a la vez que tienen un enfrentamiento anterior con el sector de Benedetti. En este marco, qué hará el decisivo intendente de Paraná, que concentra un tercio del electorado provincial, es una incógnita.

Es de esperar que el Congreso del PRO entrerriano sea una puesta en escena de los deseos de Frigerio. Pero a la vez, por la falta de volumen político de los dirigentes del PRO entrerriano, Frigerio luego podrá despegarse de las decisiones que pronto se tomen. Un tacticismo que tiene como único fin fortalecer las chances de reelección de Macri. A la vez que definir el futuro personal del Ministro del Interior, dentro de un gobierno que no pasa por su mejor momento.