El peronismo "federal"


Gerardo Pressman-. El peronismo que eligió ponerse a la derecha, no camina. Aunque confunden las constantes fotos y declaraciones altisonantes, aún no lograron cambiar nada nuevo en la interna peronista.
Después del último encuentro de siete gobernadores peronistas en la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires, desde ese sector del peronismo dejaron trascender o fueron explícitos en que conformarían una fórmula presidencial, donde esperan llegar al 25% y en el mejor de los casos, colarse a un eventual balotage.
Estuvieron presentes además de los gobernadores, los candidatos presidenciales Sergio Massa, Rodolfo Urtubey (que luego se reunió con Bordet en Paraná) y Miguel Ángel Pichetto. Ninguno de los tres mide dos dígitos como candidato, a pesar de que, exceptuando a Pichetto, vienen haciendo campaña presidencial desde el 2013. Exactamente cinco años.
Los tres vienen de perder las elecciones de manera bochornosa. Pichetto, perdió la interna en Río Negro y luego no pudo participar de las últimas elecciones legislativas nacionales. Urtubey y Massa salieron terceros en Salta y provincia de Buenos Aires, respectivamente.
Tienen una fuerte interna entre los tres, por si fuera poco.
Ahora, este grupo habla de hacer un acto conjunto y analiza hacerlo en la Ciudad de Buenos Aires el 19 de diciembre. La fecha escogida no es un acierto. Es el aniversario del levantamiento popular que terminó con el gobierno de la anterior Alianza.
Si lo que se busca es transmitir confianza y gobernabilidad, el lugar y el día parecen desacertados.
De todos modos, es difícil que realmente se haga con la totalidad de los que dicen que van a estar juntos. Ya fracasaron convocatorias parecidas, porque faltó uno u otro, en Tucumán, Salta y Córdoba.

A su vez, los siete gobernadores presentes, han hecho pública su decisión de desdoblar los comicios provinciales de los nacionales. En el caso de Schiaretti en Córdoba, ya lo formalizó. Las elecciones provinciales serán el 12 de mayo en la provincia que le dio el triunfo a Macri en 2015 y arrasó Cambiemos en 2017. Schiaretti va por la reelección.
Bordet tiene hasta mediados de mes para firmar el decreto para que las elecciones provinciales sean en junio. Carente de un candidato presidencial en serio, más allá de estas fotos, quiere desacoplarse del proceso nacional. Ahora, algunos sectores radicales con peso, como el diputado Sergio Kneeteman, han cambiado su opinión y prefieren que los comicios provinciales sean junto con los nacionales. La opinión de Sergio Kneeteman es representativa del sector de Atillio Benedetti, fuertemente enfrentado a Rogelio Frigerio, el otro candidato con ganas de ser gobernador.

La supuesta candidatura presidencial que los represente a los peronistas federales, recibe poco o ningún respaldo real de estos gobernadores, que a su vez se caracterizan por votar las leyes de Macri, con lo cual la apelación al federalismo les queda un poco grande.
En el caso de Entre Ríos, resta ver si el kirchnerismo encarnado en el urribarrismo, presenta una alternativa a Bordet por dentro o por fuera del peronismo. En cualquiera de los dos casos, como no hay balotage en la provincia, el debilitado es el gobernador.

Sin embargo, en el peronismo federal parten de un análisis correcto. Hay, dentro y fuera del peronismo, un amplio sector que no se ve reflejado en la grieta entre Macri y Cristina, que tantos réditos les da a ambos. Este sector está en crecimiento. Aún no encuentra a un candidato que lo represente, pero falta mucho para las elecciones presidenciales, si es que se hacen en tiempo y forma.