Qué es el misoprostol y cómo usarlo para abortar


Keila G. Albornoz -. El gobierno, en el año de la discusión parlamentaria sobre la despenalización del aborto, aprobó mediante una resolución de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) la venta en farmacias, bajo receta archivada del misoprostol. Qué es el misoprostol y cómo usarlo para abortar.

Según wikipedia, "el misoprostol es un análogo semisintético de la prostaglandina E1 (PGE1), utilizado para la prevención y tratamiento de las úlceras gástricas y duodenales, en particular las secundarias al empleo por lapsos prolongados de tiempo de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno, el naproxeno o el aceclofenaco", sin embargo, es una droga conocida por ser utilizada para la práctica del aborto inducido, quizás por esto, por una cuestión absolutamente moral, el estado -hasta ahora- no permitía que los médicos, fundamentalmente los ginecólogos no puedan recetarla.

El misoprostol es una de las opciones más efectiva y saludable utilizada por las mujeres que optan por la interrupción voluntaria del embarazo por encima de los procedimientos de aborto quirúrgico. Que en la Argentina es legal desde hace muchas décadas, pero en ciertos casos extremos y con autorización judicial la mayoría de las veces.
El misoprostol durante mucho tiempo fue un medicamento de venta libre, ya que es una medicación contra las úlceras que está registrada con varios nombres comerciales a nivel global. De todas maneras, las investigaciones han evidenciado que, por sí solo, el misoprostol tiene una efectividad de entre el 75 y 85 por ciento para la inducción de un aborto en el primer trimestre del embarazo, siempre que se use según las recomendaciones médicas.

Cuando era una adolescente y paseando por la Plaza del Bombero de Paraná, mi mamá -recién hace poco entendí por qué- me compró un libro en uno de los stands que había con motivo del Encuentro Nacional de Mujeres. De ese libro, que aún hoy circula con varios formatos, aprendí algunas de las cosas que escribo en esta nota.

¿Cómo se utiliza el misoprostol?

Lo recomendable es usar cuatro tabletas (generalmente se vende en tabletas en 200 mcg) para iniciar un aborto temprano. Se pueden requerir cuatro más para completarlo.
Es mejor utilizar el misoprostol dentro de las nueve semanas contadas a partir de la última menstruación –es decir, antes de 63 días contados desde el primer día del último periodo regular.
Cuanto más temprana es la etapa del embarazo en la que se administra el misoprostol, mejor, porque es más seguro, más efectivo y menos doloroso.
El misoprostol puede utilizarse en etapas más avanzadas del embarazo, pero los riesgos de complicaciones son mayores. Las mujeres con un dispositivo anticonceptivo intrauterino insertado (DIU) deben hacerlo extraer antes de utilizar el misoprostol.

Como cualquier medicamento, el misoprostol tiene efectos secundarios. El sangrado y las contracciones uterinas son efectos esperados al usar misoprostol para inducir un aborto.
Los cólicos serán más fuertes que los de un periodo menstrual ordinario y pueden ser dolorosos. Es posible tomar medicación antiinflamatoria no esteroide para el dolor, como el ibuprofeno. Esto no interfiere con el misoprostol.
El sangrado será más fuerte y más prolongado que el de un periodo normal: hasta una semana en la mayoría de los casos, frecuentemente con manchados continuos hasta que la menstruación reaparece transcurridas de cuatro a seis semanas. Estos efectos serán más pronunciados en embarazos de más larga duración.
Los resfriados y la fiebre son efectos secundarios comunes, pero transitorios. Las fiebres altas son menos comunes, sin embargo pueden ocurrir y usualmente desaparecen en unas pocas horas, como también las náuseas, los vómitos y la diarrea.