Los 4 Jinetes de la Elipsis



Lucas Carrasco-. ¿Tienen chances los que se proponen una "tercera vía"? Hablamos de Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey, Juan Schiaretti y Miguel Pichetto, cuya característica ideológica es la elipsis.



La elipsis es la exclusión de una o dos palabras para construir una figura retórica: por ejemplo, excluir a Macri y Cristina, significantes flotantes que navegan las aguas mansas de la comodidad porteña. Pero también se denomina elipsis a una técnica narrativa, generalmente utilizada en la construcción de guiones cinematográficos, consistente en la supresión de alguna escena dentro de la linealidad temporal: una promesa a futuro de un desenlace donde emerja una tercera vía política.

Hay un problema en estos análisis. Algo que Juan Schiaretti y Miguel Ängel Pichetto están en condiciones de entender, no Sergio Massa dado que su calidad intelectual es la de un niño contrariado y Juan Manuel Urtubey en cambio, parece comprender pero no asimilar, de acuerdo a sus movimientos públicos. Es lo siguiente: no hay dos vías para lo cual ofrecer un tercer camino.
Veamos. La postulación de Mauricio Macri no solo está en dudas, sino que está en dudas que termine su mandato (ojalá que sí, pero de mis deseos no depende la Argentina).
La postulación de Cristina es el deseo del macrismo (también de los kirchneristas, y están en su derecho, pero hoy por hoy dependen más de que Macri los siga poniendo de sparring que de su propia y autónoma iniciativa política, que además, se muestra -inteligentemente, dada la situación- nula), que por la premisa anterior, no está en condiciones de imponer sus deseos a nadie.

De esto se desprende una conclusión más confusa: no solo tiene espacio un peronismo hoy sin votos nacionales, orientado a la centroderecha pero que puede disfrazarse de lo que la ocasión requiera (tienen más experiencia en ésto que los organizadores de la monstruosa fiesta de disfraces), sino que tienen la cancha abierta. Mil mesetas los esperan allá afuera. Han descubierto que hay agua en Marte: ¡cómo no va  haber vida fuera de los estudios de TN!
 En el vacío, la cancha la tienen abierta. Como la tiene el Partido Socialista, un partido provincial que está a punto de perder Santa Fe y por lo tanto, volvería a las aventuras electorales con el Movimiento Sin Tierra de Stolbizer, Donda, El Hijo De alfonsín, y en general los monotributistas del Congreso. Los llaman progresistas porque aman este hashtag más que el farragoso trabajo de gobernar un municipio y arrancar por ahí.

El error que cometen Los 4 Jinetes de la Elipsis es posicionarse en relación a la construcción interesada del Partido Clarín y sus satélites K. A nadie le importa un carajo lo que piensen de Cristina o de Macri, sino cómo mierda resolver la inflación, la ruptura en la cadena de pagos, la podredumbre de las cloacas estatales, la criminalidad, la desigualdad social y los condicionamientos de la pesada herencia que dejará Mauricio, que por ser Macri, sabe de herencias pesadas.

Pero como quizás falta mucho para las elecciones y como creen que tienen que hacerse conocidos, siguen las reglas que les dictan las usinas propagandísticas del macrismo y Cristina y se la pasan opinando sobre ellos y sobre ellos mismos en relación a ellos y así, aburridísimo. Sin tener en cuenta un dato: seguir la agenda de esas usinas propagandísticas del establishment hoy por hoy resta más votos de los que suma y ser "conocido" quizás sea un dato negativo para la próxima elección.