"La pobreza aumenta escandalosamente"



Joakito-. Ex Ministro de Cultura y Comunicación y actual diputado provincial, Pedro Báez es un histórico militante de la izquierda peronista. En esta conversación recorremos una variedad de temas, incluida cuestiones que hasta ahora nadie le ha preguntado a un hombre que fue clave durante el desarrollo del kirchnerismo en la provincia de Entre Ríos, como mano derecha de Sergio Urribarri.



La entrevista, como la mayoría de las entrevistas que realizo, son largas y en profundidad. Luego, en la edición, se suelen recortar partes que quedan afuera, dejando lo más jugosos, respetando el criterio del entrevistado también. En esta ocasión, nos pareció que el material no tenía desperdicio y que convenía publicarlo entero. Lo hemos divido en dos partes para hacer más amena la lectura. Ésta primera parte, se enfoca más en las cuestiones puramente políticas. En la segunda parte, abordamos temas más ideológicos, personales y algunas anécdotas, que muestran el costado humano de Pedro Báez.

Joakito: Pediste la Emergencia alimentaria y la vinculaste también de alguna manera con el caso Guzmán (joven asesinado por la policía en el Barrio Capiba de Paraná) ¿De qué se trata el proyecto?

Pedro Baez: El lunes presentaremos un proyecto de ley que declara la emergencia pública social por inseguridad alimentaria. Y la verdad, es que la necesidad de esa declaración no es de ahora. Si uno anda en la calle, va a un barrio y conoce la pobreza de cerca, te das cuenta que desde los primeros meses de Macri la situación social comenzó a deteriorarse rápidamente. Muchos se preguntan por  qué esta situación no explota; bueno, ocurre que todavía hay pequeños colchoncitos que ayudan como la Asignación Universal por Hijo, aunque significan cada vez menos. Muchas veces se compara la situación con el 2001. En el 2001 no había nada, ahora por lo menos está eso. Las consecuencias de este modelo son brutales. Resulta llamativo que hablen de gradualismo cuando de un día para el otro pasamos de un neokeynesianismo a esto, que es un modelo salvajemente rentístico-financiero. Con Macri, lo que convino fue frenar la actividad y cualquier emprendimiento económico (digo de los que tienen guita) ponerlos en la bicicleta financiera, comprar Lebac, todos los instrumentos que han creado estos tipos, teniendo una tasa de ganancia asegurada muy por encima de lo que te da cualquier negocio. Eso provocó un parate, no ahora, lo provocó en el primer semestre del gobierno de Macri. 
Yo recuerdo de manera muy clara, la primer consecuencia de eso: fue la desaparición de la changa. En el año 2016, ya teníamos barrios enteros donde había gente sin trabajo, desapareció la changa y eso se refleja en la mesa familiar, naturalmente. Desde esa época viene la preocupación, porque hay gente que no tiene para comer, entonces no puede haber dudas de las dificultades que hay hoy. 
Estos días estuve por Bajada Grande y es muchísima la gente que pide ayuda, y de todas las edades. El problema es que ese tejido social que todavía está vivo, que pone la cocina de la casa, la olla grande y la garrafa para cocinar, cada vez puede menos. Entonces, hace una semana vimos en los índices oficiales el aumento de la pobreza, con metodologías que son tramposas, que no reflejan fielmente la situación, pero que indudablemente, reflejan un aumento de la pobreza. Nuestro aporte en este sentido, es ofrecerle al gobierno, una herramienta, en este caso, la emergencia alimentaria que le permita, por ejemplo, transferir partidas de lo que ya está en el presupuesto aprobado con el objetivo de paliar y mitigar las causas que dan razón a la declaración de emergencia. Que le permita acelerar los procesos administrativos de adquisición de alimentos. El hambre es urgente, al hambre no se le puede decir; "aguanten que todavía no salió la licitación para comprar los fideos". Al hambre hay que responderle hoy. 
El proyecto de emergencia contempla la creación de Consejos Económicos Sociales ya contemplados en la Constitución- pero el proyecto busca que se operativicen esos colectivos, que ayuden a tener una mirada más concentrada en esa situación, esa es nuestra contribución, y que naturalmente le permita al gobierno pararse ante la Nación, frente a la Ministra Stanley y decirle "esta es la situación en Entre Ríos, no es una situación normal: necesitamos recursos".

Joakito: Desde el macrismo argumentan que han aumentado lo que ellos llaman "gasto social" y que en este gobierno es mayor que en el gobierno de Cristina.

Pedro Baez: Que el macrismo diga que tiene una mirada más contemplativa de lo social no se sostiene. En esta economía bimonetaria, dolarizada como lo está hoy, con la tremenda devaluación que ha habido, superior al 330% desde diciembre del 2015 y con un dólar que no tiene techo, la pobreza aumenta escandalosamente. Como normalmente se dice: el precio del dólar y la inflación suben por el ascensor, y los ingresos de los trabajadores y los más humildes por las escaleras. Ni hablar de las jubilaciones que van por las escaleras, pero hacía el sótano. Que el gobierno sostenga esa mentira solo se entiende en el contexto de cinismo que practican sin ninguna vergüenza y con la complicidad de tantos comunicadores.

Joakito: Desde el gobierno de Bordet dicen que están supliendo con partidas provinciales los recursos que recorta Nación

Pedro Baez: Eso sí es cierto, pero no alcanza y hay situaciones a las que no se puede atender más o menos. La gente no puede comer un día y al otro día no. Por supuesto que el gobierno provincial hace mucho. Hace un esfuerzo para mantener programas sociales, sanitarios y educativos que el gobierno nacional ha desfinanciado. Macri y su equipo son tan perversos que ni siquiera anunciaron que lo iban a hacer, los fueron desfinanciando y que mueran por inanición, pero lo que pone el gobierno de Bordet no alcanza y es cuestionable que no lo digan. Yo creo que hay que informar todas las atrocidades que ha hecho el gobierno nacional porque así se podría resolver también en buena medida la política.


Joakito: Si se aprobase tu proyecto ¿no te parece que sería una mala señal para los mercados nacionales e internacionales que una provincia rica en recursos alimenticios declare la emergencia alimentaria?

Pedro Baez: Pero es una realidad. Entre Ríos no es una isla, fíjate lo que es la provincia de Buenos Aires, estamos hablando de un sector de la población que vive en las tierras más ricas del mundo, como la Pampa húmeda. Sin embargo, los índices de crecimiento de la pobreza son indignantes. Este es un modelo insustentable. En estos tres años, el proceso de concentración se acentuó  irracionalmente. Esos que criticaban tanto a Cristina cuando explicaba la evolución del índice de Gini o cómo se estrechaba la diferencia entre los más ricos y los más pobres, bueno sería que digan algo ahora que esas diferencias se elongan en sentido regresivo. Los mercados tienen una única racionalidad, maximizar sus ganancias. Han vivido dos años de fiesta en los bancos y en la Bolsa y lo hicieron aun sabiendo que estaban matando a la gallina de los huevos de oro, que es una economía con desarrollo y un mercado interno fuerte. Lo único que les importó fue maximizar sus ganancias, y ahora se van. Los bancos ganaron como nunca, pero a la vez veían que las pymes se iban al tacho ¿Qué frenos, qué reparos, qué advertencia hicieron?. 
Le toca al peronismo otra vez enfrentar esta situación, que necesariamente debe contar con una alternativa electoral. Pero todavía vamos a pasar muchas urgencias, la gente no tiene para comer, claramente este modelo cierra con 20 millones de argentinos menos y no se si pensarán hacer el control de la población de esta manera, pero la situación es muy grave.




Joakito: ¿Cómo ves la foto y el nuevo espacio de Massa, Schiaretti, Urtubey y Pichetto?

Pedro Baez: Es una operación del macrismo, todos ellos fueron funcionales a esta tragedia nacional desde el primer día y fundamentalmente al principal objetivo político de Cambiemos que es fragmentar al peronismo. De todas maneras no tienen andamiento, ninguno de los cuatro mide, no conmueven ni le llaman la atención a las grandes mayorías. Son una creación artificial y se mantienen en el escenario de manera artificial, mediáticamente. Me parece que el único que se despega un poco es Massa, pero muy menguado. Sus dos principales espadas, que eran Felipe Solá y Alberto Fernández, hoy están con Cristina. Massa es la esperanza blanca del poder pero es la sombra de lo que supo ser. En Entre Ríos...¿qué le queda? Alguna vez fue Busti o Fuertes, hoy nada.

Joakito: Hay una judicialización de la política que abarca, por ejemplo, sólo a los ex titulares del ANSES que se reivindican kirchneristas, como Amado Boudou que está preso, en cambio Bossio y Massa no tienen problemas judiciales. Lo mismo pasa con los ex Jefe de Gabinete, por ejemplo. Aníbal Fernández y Abal Medina: a uno lo tratan de "La Morsa" y al otro por poco no le hacen un monumento... ¿Pasa algo parecido en la provincia?

Pedro Baez: Aníbal Fernández y Coqui Capitanich están procesados por Fútbol para Todos y Abal Medina, que firmó los mismos convenios, no lo está. Claramente hay una doble vara. Basavilbaso vendió las acciones que el fondo de garantías de la ANSES tenía de Petrobras, se las vendió a Marcelo Mindlin, amigo del presidente. Y se las vendió a 30 pesos, cuando las acciones cotizaban a 37, un choreo descarado. Sin embargo, no pasa nada. Creo que es el signo de la época, en todos lados. 

Joakito: Pero, ¿te parece que en la provincia pasa lo mismo?

Pedro Báez: Vos me preguntás qué pasa en la provincia…mirá, acá la fuerza de esas cuestiones políticas, mediáticas y judiciales, se han concentrado sobre la figura del ex gobernador e inmediatamente detrás, sobre mi persona. Yo creo que la Justicia debe investigar, por supuesto. ¿Vos lo que me querés decir es que quienes somos portadores de identidad kirchneristas - tanto Urribarri, como yo- somos casualmente los que estamos en la parrilla?

 Joakito: Y...es bastante obvio. Del gobierno de Urribarri los que siguen siendo kirchneristas como vos, tienen problemas judiciales. Vos eras ministro. Tenías un jefe de gabinete que hoy es ministro de economía, tenías un ministro de gobierno que hoy es vicegobernador, y el intendente de Concordia que es el actual gobernador ¿Por qué ellos no tienen problemas judiciales?

Pedro Baez: Bueno, yo no puedo decirlo, entiendo que no hay razones para que tengan problemas. En todo caso hay que invertir la pregunta ¿Por qué tenemos problemas nosotros?  ¿Qué es lo que digo yo de todo eso?. Bueno, todo el mundo sabe que se han abierto causas judiciales que nos tienen como imputados. Frente a ello, hemos concurrido a prestar declaración y a colaborar con la Justicia, sin ampararnos en ningún privilegio, todas las veces que hemos sido requeridos. Hemos explicado con mucha solvencia todas las imputaciones y no tengo ninguna duda de que si llegamos a un juicio podremos demostrar allí que nada de lo que se nos acusa tiene sentido.



Joakito: Hay un sector de la prensa que se vio muy beneficiado durante tu gestión -no quiero dar nombres, pero todos sabemos de quiénes hablamos-. Ese sector está particularmente ensañado con vos y con Urribarri: ¿Esto te lleva a algún tipo de autocrítica?

Pedro Baez: Eso de muy beneficiado es discutible pero más allá de eso, por supuesto que he hecho una mirada crítica de la gestión, aunque eso no es nada sencillo. Mirá, no se cómo es en la actualidad y tampoco se cómo fue antes de mí. Cuando yo llegué a la función no le pregunté a nadie quién tenía pauta y de cuánto era esa pauta. Ese mismo temperamento lo tuve cuando dejé el cargo. Nunca volví a preguntar quién tiene pauta hoy, cuánto cobra. Y cuando tuve que hacerme cargo, lo hice. Por supuesto que hemos cometido errores. Pero es un área muy difícil. En general, tenes tres parámetros para resolver el acompañamiento del gobierno a un medio: primero la necesidad que tenés de comunicar; segundo, los recursos limitados y tercero, la responsabilidad que te cabe en el sostenimiento de todo el sistema de medios. Uno sabe que la pauta está intrínsecamente asociada a las necesidades de que todos los meses tenés de pagar la luz, el teléfono, la computadora, los sueldos. En ese marco son innumerables los intereses que se cruzan. Yo estuve ocho años en la función y creo que no tuve un dia sin una queja o un reproche. Ese lugar está atravesado por muchos intereses y lograr un equilibrio es muy difícil. Yo intenté transitarlo con una escala en donde la prioridad era el proyecto político, segundo el gobierno y en tercer lugar los compañeros funcionarios. Habré cometido errores, pero creo que los defendí con uñas y dientes a todos, aun pagando costos personales importantes, pero era lo que me tocó y si pago costos y soy objeto de duras criticas, es porque me hice cargo, nunca me borré.

Joakito: Yo fui uno de los fundadores de Noticias Entre Ríos, el único medio que te criticó abiertamente pero también el único medio que cuando dejaste el poder se dedicó a criticar al nuevo poder sin hacer leña del árbol caído ¿Tenés algún comentario sobre esto?

Pedro Baez: Mirá Joakito, me acuerdo de esas críticas, pero a veces lo mejor es tener memoria corta porque sino no se puede avanzar y vivimos discutiendo. Obviamente que en el análisis retrospectivo creo que no tuve -en la vorágine de la gestión-, la capacidad, o el tiempo, o el espacio para hacer esa gestión de otra manera, con otras formas. Capaz que lo mismo, hecho de otra manera hubiera tenido otras consecuencias, pero lo hecho, hecho está. Soy un tipo calentón, no soy cínico, no sirvo para simular y reconozco que debería haber hecho muchas cosas de otra manera. Los que me critiquen por las formas pueden tener mucha razón, pero no pasa de eso, de las formas. Ofrezco mis disculpas y vayamos al fondo, y probablemente ahí nos demos cuenta de que podemos estar de acuerdo y creo que de alguna manera es lo que ha pasado con ustedes. Siempre asumí mi responsabilidad, yo era la cara visible pero en los hechos el funcionamiento es bastante más complejo. La comunicación de un  gobierno no es una cosa que la decida un funcionario. Eso es interés de todo el gobierno, todos los ministros quieren comunicar, y quieren hacerlo de una determinada manera, obvio que también el gobernador, el vice, los legisladores, la dirigencia en general, de los tres poderes y de la sociedad civil. Uno tiene que trabajar con todas esas demandas y si ocurría algún hecho que afectaba de alguna manera la imagen de un determinado funcionario, yo era el responsable y nunca dije "che, esto que vos publicaste provocó el enojo de fulano o mengano". Siempre me hice cargo yo. Uno puede transitar la gestión haciéndose cargo o balconeando la situación y cuidándote vos, sin cuidar al proyecto, al gobierno y a los funcionarios. A veces me da la sensación de que nosotros lo hicimos mejor que algunos otros, pero es subjetivo y aunque no te lo digan ni te lo reconozcan, yo se que es así.