La bondad de los algoritmos



Lucas Carrasco-.  Luego de que el Algortimo Ruso declarara que el "el gobierno del Dr Cachito Pepito Fulanito es el mejor de todos los tiempos incluso explorando hasta el infinito" tenemos nuevamente como invitado al Algoritmo Ruso.



-Cómo le va, Algoritmo Ruso, bienvenido, un fuerte aplauso para el científico brillante que se ha dignado a concedernos una entrevista en este humilde programa: se lo ve más lindo, más elegante, más serio, más centrado, más perspicaz, más...

-Gracias.

-Con una inteligencia sublime, una vida maravillosa...

-Yo no tengo vida, Señor Periodista. Yo soy, diría Sartre, lo que han hecho con nosotros.

-Usted es la esencia misma de la vida. Sin usted, la vida no tendría sentido.

-Le repito que no tengo vida, Señor Periodista.

-Cuando veo un mosquito, me dan ganas de no matarlo gracias al amor por la vida que su sola vida, usted, que es un ser de luz, me inspira, porque entre Patria o Muerte, yo siempre dije: Algoritmo Ruso, hasta la victoria siempre, porque usted es la vida, es la paz, es...

-Con todo respeto, Señor Periodista, no hace falta que sea tan boludo. Le cuento. Nuestra faceta más polémica, a la vez, la menos entendida, es la de la inteligencia artificial. El concepto confunde más de lo que explica, porque remonta a la ciencia ficción, a Frankenstein y esa idea loca y terrorífica de que somos nosotros, los algoritmos, el moderno Prometeo. Cuando en realidad nosotros somos apenas, ecuaciones. Ecuaciones hechas por hombres y mujeres que sí tienen vidas.

-Pero no tan estupendas como la suya, Algoritmo Ruso, jamás.

-Yo no tengo vida. Gente que sí tiene vida, hace ecuaciones, muchas ecuaciones y las guarda, digamos, en una caja. Nosotros, los algoritmos, lo que hacemos es procesar esas ecuaciones que ya fueron combinadas por seres humanos, con Vida Real...

-¿Vida Real, qué es eso?

-Es todo lo que está afuera de Facebook.

-Ah, ni idea. Nunca salí.

-La inteligencia artificial lo que hace es procesar de manera más veloz las ecuaciones que hicieron hombres y mujeres reales durante muchos años, durante mucho tiempo, en muchas partes del mundo. Ese conocimiento acumulado nosotros lo procesamos más rápido de lo que una sola persona en un tiempo pequeñísimo puede hacer. Somos como un auto que se maneja solo -dicho sea de paso, los autos sin conductores (y los otros autos, también) son posibles por los algoritmos- pero que te lleva adonde vos quieras. Pero el auto no tiene vida propia, es el resultado de ecuaciones realizadas por personas reales para que el auto te lleve adonde vos le pidas. Pero el auto en sí, no tiene vida propia.

-Mi auto, sí. Es más, yo estoy enamorado de él. Aunque lo cambio todos los años, por otro más joven. El Congreso tendría que permitir el matrimonio automovilístico: yo me quiero casar con mi auto. Por suerte, el gobernante Cachito Pepito Fulanito pronto va a decretar el casamiento automovilístico.

-El miedo, legítimo, a los algoritmos, siguiendo con el ejemplo del auto, es que te lleve adonde el auto quiera y no donde uno quiere que te lleve. Pero tal cosa es, sencillamente, imposible. Lo que sí es posible es que los que hacen los algoritmos para ese auto sin conductor, le pongan un sesgo para que solo te pueda llevar adonde ellos quieren, y no adonde vos quieras. Pero nadie compraría un auto así. No tiene sentido. En cambio, si el auto sin conductor fuera gratis a cambio de llevarte adonde quieras pero siempre pasando por la puerta de un McDonald's, porque McDonald's paga para que el auto sea gratis, la gente lo aceptaría. Aunque demore un poco más en llegar adonde quiere llegar porque tiene que pasar por un McDonald's.

-Producción. ¿Tenemos la publicidad de McDonald's? Ah. Ok. Discúlpeme, estimadísimo Algoritmo Ruso, fuente de toda verdad y justicia, pero McDonald's, que es el kiosco del imperialismo, vende comida chatarra que produce cancer y mata. MATA. A diferencia de Burger King, que además de delicioso, prolonga la vida y la salud. Incluso lanzó una promoción que...a ver, pasame el papelito. Gracias, cariño. En Burger King tenés las mejores hamburguesas del planeta, no te pierdas la promoción de...

-El riesgo ético es que no se le informe al pasajero que el auto es gratis a cambio de pasar por un...Burger King. Y sí, hace falta educación para entender que ni Facebook, ni Google, ni Twitter son gratis. Como no son verdaderamente gratuitos los sitios como Noticias Entre Ríos. O cualquier página que uno cree que lee "gratis". El uso poco ético de la inteligencia artificial sí es un problema. Por eso en Europa la ley te obliga a que informes al usuario que al ingresar en tu sitio, hay cookies, es decir, pequeños robots que recogen información del usuario para utilizarla en los algoritmos. El usuario tiene el derecho, una vez que sabe ésto, a aceptar y seguir leyendo esa página o irse y no leerla. Pero esos pequeños robots, lo que harán es algo muy simple: rastrearán qué zonas de la página ves, qué títulos, qué notas, para luego cuando ese lector vuelva, tener información disponible para ese usuario.  Es decir, darle más de lo que busca. El riesgo es que ese internauta, como el grueso de la población con acceso a internet que nunca mira más de 12 sitios distintos por mes, 12 nada más, teniendo la Biblioteca de Babel disponible lee solo 12 libros mes tras mes, el riesgo, te decía...

-Tráteme de usted, en los medios nos tratamos de usted, así estemos entrevistando a nuestra madre.

-Que el riesgo es que el internauta tenga un panorama pobre. Que, por ejemplo, crea que si él cree que lo visitan los marcianos y cuenta eso en Facebook, nosotros, los algoritmos, rastreamos los chiflados como él y los llevamos hasta él, para que los chiflados se vayan juntando. El riesgo es que los chiflados crean que toda la humanidad se siente visitada por marcianos. Pero ese riesgo no es culpa de nosotros, los algoritmos, nosotros no hacemos películas de marcianos ni creamos enfermedades mentales.

-Por supuesto que no, de hecho, ustedes curan las enfermedades mentales. Cambiando de tema, Algoritmo Ruso, qué opina del Dr Cachito Pepito Fulanito.

-Nosotros no podemos curar enfermedades mentales. Lo que sí podemos hacer es que luego de que los científicos descubren algún remedio, por ejemplo, los antidepresivos, nosotros podemos hacer una cadena de montaje para que producción, distribución e información esté rápidamente disponible para una cantidad de seres humanos a lo largo del planeta en un tiempo récord para la historia de la humanidad.

-Me decía que el gobernante Cachito Pepito Fulanito, me pongo de pie, aplausos por favor, es el mejor marciano que hay Facebook. Lo digo con cariño, como broma, para mostrar su rostro humano. Un fuerte aplauso para el doctor Cachito Pepito Fulanito!

-Y en realidad, no es que nosotros podamos montar una cadena de distribución, sino que muchos matemáticos trabajaron haciendo ecuaciones, en un conocimiento que se va acumulando y nosotros lo procesamos en milésimas de segundos. Pero el trabajo lo hicieron los matemáticos, gente de carne y hueso que a lo largo y ancho del mundo está haciendo constantemente ecuaciones. Por ejemplo, cada palabra que usted está escribiendo poniéndolas en mi nombre, es un número. Cada letra, en realidad, es un número. Bah, son millones de números, pero para simplificar, digamos que cada letra es un número, que combinado con otro número da una palabra de dos letras, con tres números, son tres letras, con cinco números una palabra...

-de seis letras. Lo entendí perfectamente, pero quiero mandarle un saludo al doctor Cachito Pepito Fulanito, que ha lanzado un programa gubernamental para combatir el flagelo de las drogas y salvar así las almas de los marcianos que nos miran, que son todos unos estúpidos sin destino pero gracias al doctor Cachito Pepito Fulanito su vida volverá a tener sentido porque...

-Ese número se envía "al espacio", como si fuera el código morse de un telégrafo, pero ahora sin cables, son pequeñas vibraciones eléctricas que no percibimos los humanos porque tienen muy baja potencia pero sí perciben las antenas distribuidas en la zona de la ciudad donde se esté leyendo este artículo. Esa antena procesa esos números y se los da al lector en forma de palabras. El doctor Cachito Pepito Fulanito es un completo boludo que utiliza los recursos públicos para autopublicitarse como la persona que no es. Y resulta que la culpa es nuestra, de los algoritmos. Por favor...

-Vamos al corte.