"Hay una lógica del puterío, y no de los proyectos políticos"



Joakito-. Hernán Brienza es politólogo y periodista, ha trabajado en los diarios La Prensa, Perfil y Crítica, y en las revistas Tres Puntos, TXT y Acción, colaborando en Ñ y Le Monde Diplomatique. Escribió las biografías, entre otros, de Alfredo Palacios, John William Cooke, Mario Santucho, Nahuel Moreno, para la Colección Fundadores de la Izquierda Argentina, y de Ernesto Che Guevara, Emiliano Zapata, Camilo Torres y Farabundo Martí para la Colección Fundadores de la Izquierda Latinoamericana. Es autor, además, de los libros Maldito tú eres. El Caso Von Wernich. (2003), El loco Dorrego (2007), Los buscadores del Santo Grial en la Argentina (2009), Valientes (2010), Éxodo jujeño (2012) y El Otro 17 (2012). El año pasado publicó "Urquiza, el Salvaje". Brienza estuvo en Paraná, participando de la presentación de "López Jordán, el último federal" de Francisco Senegaglia, en ese marco dialogamos sobre el mercado editorial y la necesidad de leer otras historias.


En estos dos últimos años, la Cámara del Libro ratifica con datos una merma en la industria editorial, sin embargo siguen surgiendo nuevas editoriales y se publican nuevos autores ¿Por qué crees que se da este fenómeno?

 Por un lado tiene que ver la lógica de volver a contar la historia argentina. Me parece que todavía está presente la necesidad de armar y desarmar la historia que nos contaron a lo largo del siglo XIX y XX, y por eso siguen saliendo este tipo de libros.
Segundo, yo creo que los argentinos leen. Entonces, todavía se siguen consumiendo libros. Me parece que por eso, si bien el nivel ventas en el mercado editorial es bajísimo, hay una lógica de que los argentinos leen y van a seguir leyendo.


Marea Editorial es relativamente pequeña ¿Cómo maneja la distribución de los libros?

En el caso de esta colección -Colecciónón Los Caudillos, que conforma también "El manco Paz: El más federal de los unitarios", de Max Delupi- lo que queremos es que cada uno de los caudillos sea en lo posible tomado por un representante periodístico e historiográfico de la provincia de ese caudillo, lo que nos da obligadamente un carácter federal. 
La distribución, en este sentido, es la que puede hacer una editorial independiente argentina. Marea es una editorial independiente, no es una editorial mainstream, entonces, ahí me parece que hay que pensar el federalismo en función de las posibilidades que tiene la editorial. 

 ¿Y cómo resuelven el federalismo sin asociarse a una gran cadena?

Básicamente yendo a todos lados, fundamentalmente a los lugares en que nos invitan, como hicimos ahora con "López Jordán".


¿Por qué crees que los grandes medios solo reseñan libros de las editoriales consagradas?

Sinceramente, no lo sé del todo. Lo que si me parece es que tiene que ver con una impronta mitrista muy marcada que aún impera en las redacciones, sobre todo en Clarín, La Nación o Página/12. Siguen respondiendo a una lógica asociada a la razón europea. De ahí entonces, que se reseñen libros que se vendan masivamente y no nuestros libros que se ubican en otra lógica. El éxito de venta de determinados libros "históricos" tiene que ver con esa lógica, la que pretende contar puteríos, amoríos, o conductas personales de los personajes históricos y no los proyectos políticos.