"En el último gobierno peronista hubo mucha expulsión"



Joakito-. Preside el PJ de Paraná y es diputado provincial. Gustavo Guzmán combina, en su faz privada, un humor ácido con una gran capacidad de análisis político. Su capacidad para lograr consenso, un requisito de la política, choca aveces con su vocación intelectual para las polémicas. Si algo lo define, es la audacia.

Decía el creador de la antipoesía, Nicanor Parra, en su poema "Advertencia" una frase que lo define entero:
Además una cosa: 
Yo no tengo ningún inconveniente 
En meterme en camisa de once varas.

¿Cómo se explica desde el peronismo, que "un empresario exitoso" sea votado por los sectores más pobres?

 Se explica por una definición que en su momento se la escuche decir a Correa - Rafael, ex presidente de Ecuador- quien hablaba sobre que los sectores concentrados de la economía -los que en cierta medida representa Macri- tienen mucho más conciencia de clase que los sectores más humildes. Me parece que nosotros no perdimos una elección, sino que perdimos una batalla de clase, una batalla cultural donde no pudimos hacerle entender al pueblo, de que mas allá de cualquier diferencia, tiene que haber un hilo conductor porque hay destinos comunes. Ahí es donde nosotros perdemos las elecciones. Si bien, Perón no hablaba de clases sociales, sí hablaba de los trabajadores como una masa organizada.

Perón tenía los medios en contra, fue proscrito y sin embargo ganaba las elecciones.

Tiene que ver con la identificación. El beneficio puede generar una mejor calidad de vida, o el derecho puede generar una dignidad, pero si no hay una identificación del que la recibe con el derecho en sí o con la dignidad en sí se complica; y de hecho se complicó. Hay otra cuestión, que tiene que ver con lo electoral, que es la expulsión de ciertos sectores de la sociedad argentina en nombre de un pensamiento o un relato único. Perón, si algo tuvo en su trayectoria política, es la de incluir en la construcción del Movimiento Nacional a todos los sectores. Tal vez en el último tiempo del último gobierno peronista hubo mucho de expulsión y de excluir a sectores que no estaban dispuestos a aceptar cuestiones absolutas. En ese marco entra una pelea con el sector gremial muy fuerte, una pelea con los sectores políticos también fuertes y creo que esto lleva después a perder el ballotage. Lo que quiero decir es que el peronismo es inclusivo, no solo a nivel social sino también electoralmente. Cuando el peronismo se vuelve exclusivo, cuando empieza a excluir a diferentes sectores ahí empiezan las diferencias, el no sentirse identificado por parte de ciertos sectores de la sociedad. Eso es lo que ocurrió en la última etapa, que termina con la llegada de un liberal, del liberal que estaba justo ahí, disponible. 

 ¿Es posible la unidad del peronismo a nivel nacional para poder ganarle las elecciones a Cambiemos?

No solamente es posible sino que es un hecho que sectores diferentes, diferenciados, que hasta ayer parecían antagónicos, hoy empiezan a avanzar en un proceso de fortalecimiento interno a través de su acumulación, pero también de apertura hacía otros sectores. Es un hecho que el campo nacional y popular, que indudablemente el peronismo integra como una cuestión neurálgica, también va a lograr la unidad del movimiento.

 ¿Cuáles son los desafíos del peronismo paranaense si pretende recuperar electoralmente la ciudad de Paraná?

Mas que una síntesis en algún candidato, el peronismo local necesita lograr una planificación de la ciudad. Nosotros creemos que la ciudad se va a recuperar si hay un plan, si hay una estrategia, y fundamentalmente, si hay un "hacía donde queremos ir". Hoy, aparentemente, la ciudad está a la buena de Dios. Paraná se ha convertido en la capital nacional de los allanamientos. 

¿Cuál es el desafío hacia adelante?

Creemos que el desafío hacía adelante es poder lograr, no solamente ejecutar las obras de infraestructura que le hacen falta a la ciudad -que está en permanente desarrollo- sino también la calidad de vida y de tranquilidad que necesitan nuestros barrios en Paraná, hoy jaqueados como varios barrios de la Argentina, por la cuestión del narcotráfico. Creo que es fundamental volver a lograr la confianza del vecino en que la Municipalidad está para solucionarle la vida a la gente y no para generarle problemas.

 ¿Qué mensajes tenes para dejarles a los peronistas y a los que no lo son ya pasado un nuevo aniversario del 17 de octubre?

 El 17 de octubre fue el primer movimiento popular en la República Argentina encabezado por los trabajadores. Fue el primer momento en que se hace visible la clase trabajadora. Años atrás lo había hecho la clase media con el advenimiento del doctor Irigoyen al gobierno, y la clase trabajadora, los más humildes de la patria, con el 17 de octubre, empezaron a tener un protagonismo en la historia argentina que llega hasta nuestros días, y es el legado tal vez mas significativo que dejó Perón, en la sindicalización. Hoy la Argentina tiene sindicatos que son, prácticamente, modelo en el mundo y la conciencia de los trabajadores es muy fuerte, y en la Argentina, sectores de la economía, que en cualquier lugar del mundo pueden hacer cualquier cosa en función de sus asalariados, en la Argentina no. Eso se lo debemos a los sindicatos y gracias a esa impronta que le dio Perón, al casi cogobernar con los sindicatos en su momento.
El 17 de octubre lo consideramos como una cuestión fundacional de la nueva Argentina que Perón ideó hace mas de 70 años y que es en cierta medida, la Argentina moderna, que hoy queremos y pretendemos para nuestro pueblo, que ha sido permanentemente jaqueada y combatida por los sectores de la oligarquía y de los grupos concentrados y extranjerizantes del poder.